Los problemas se concentran en la zona de Sanabria, Alcañices y la comunicación con Salamanca

Numerosas carreteras de la provincia presentan a esta hora dificultades para circular debido a la nieve acumulada y a las placas de hielo.

Según la información de la Dirección General de Tráfico, los mayores problemas se encuentran en la zona noroeste, donde la nacional 525, entre Requejo y Chanos está cerrada para camiones y vehículos articulados, mientras presenta condiciones difíciles para circular para el resto de los vehículos.
Tampoco pueden circular por la autovía A-52 entre Requejo y Las Hedradas, 15 kilómetros en los que se van a encontrar dificultades por la nieve acumulada en la carretera.
Además, en la autovía A-66 la nieve dificulta también la circulación entre Fuentelcarnero y El Cubo de Tierra del Vino.
En zona oeste de la provincia, la nieve está complicando el tránsito en la nacional 122, entre Alcañices y San Martín del Pedroso. La carretera está transitable pero con precaución.
La información facilitada por la Junta de Castilla y León recoge que la nieve está afectando a una veintena de carreteras. Los mayores problemas se encuentran en la esquina noroeste, en los accesos a Galicia, donde es necesario el uso de cadenas para circular por la nacional 525, también entre Pías y Barjacoba y hasta el límite con la provicnia de Orense.


Las dificultades se extienden también a los accesos a Puebla de Sanabria desde la nacional 525 y en la zona de Ribadelago.
Igualmente complicado están los accesos a Portugal a través de Pedralba de la Pradería y rRhonor.
La nacional 630 tiene también problemas, en la zona para acceder a San Marcial, también en Peñausende y en el límite con Salamanca.
Cubo de Tierra del Vino, Fuentelapeña, Fuentesaúco, en los límites con Valladolid y Salamanca.
Tanto la comarca de Sanabria como las zonas de meseta se encuentran en alerta amarilla durante toda la jornada por nieve y viento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí