Una edición muy especial que ya tiene fecha en el calendario

Vuelta a la normalidad para el Trofeo Caja Rural-Gran Premio San José de Zamora en su 75º aniversario, que celebrará el domingo 20 de marzo una edición tan especial regresando al mes de marzo, su fecha tradicional dentro del calendario amateur, tras dos años disputándose en pleno verano a consecuencia del coronavirus. A pesar de las circunstancias vividas, la clásica zamorana ha sido de las pocas pruebas del panorama nacional que no ha visto perder un solo año, saliendo a la palestra en 2020 y 2021.

“Quiero destacar el apoyo incondicional recibido en estos tiempos tan difíciles, y de nuevo en este 2022, tanto por parte de la Diputación de Zamora como de Caja Rural Zamora, para que la carrera con más historia de nuestra provincia no haya perdido ningún año, y que podamos llegar a una fecha tan emblemática como es la de estas 75 ediciones. Como siempre Grupo Palausa Automoción y Hotel Restaurante Casa Aurelia serán otros dos apoyos imprescindibles”, son las palabras de Manuel Campesino, presidente del C.D.C. Zamora, club organizador, y que la próxima semana estará presente junto con diferentes autoridades en la presentación oficial de la prueba que se llevará a cabo en la sede de Caja Rural Zamora.

En cuanto a la prueba que tiene en su palmarés a nombres tan icónicos del ciclismo como Agustín Tamames, Julio Jiménez o el mismísimo Miguel Induráin, seguirá con su trayecto habitual completando 155 kilómetros que tendrán su punto clave en el encadenamiento final a los altos de Villalcampo y Muelas del Pan, donde estará ubicada la línea de llegada.

Pero no solo se puede resumir todo en esos últimos 15 kilómetros, y es que como gran clásica que es del calendario amateur, el Trofeo Caja Rural-GP San José cuenta con un itinerario tremendamente exigente y conocido, asegurando las emociones y el espectáculo. Con una distancia a tener ya en cuenta, siempre rondando las 4 horas de esfuerzo, y hasta 6 cotas puntuables de 3ª categoría, el recorrido puede dividirse en dos partes claramente diferenciadas. Los primeros 85 kilómetros bastante llanos con el peregrinaje y paso por Zamora, para dirigirse posteriormente a Bermillo de Sayago. Poco después la carrera se adentrará en sus durísimos últimos 70 kilómetros encadenando una subida tras otra, con dos pasos por los altos de Villalcampo y Muelas de Pan, y con la siempre bonita y decisiva ascensión a Villadepera, atravesando el espectacular paraje del Puente de Requejo.

A priori, la duda, como es habitual, estará en ver si un ciclista es capaz de irse en solitario en alguna de las cotas previas a la subida final, o es ese duro muro de algo más de 2 kilómetros al 6% de media de Muelas del Pan, en la tercera de sus escaladas, la que dicte sentencia entre un grupo muy reducido de elegidos.

El ganador que suceda en el palmarés al británico Calum Johnston, hoy profesional en las filas del Caja Rural-RGA, saldrá de entre los 27 equipos que se darán cita en la línea de salida de Ricobayo, dando lugar a un numeroso pelotón de casi 200 ciclistas. A destacar la presencia de las mejores formaciones nacionales, como los defensores de la victoria, Caja Rural-Alea, además de los gallegos Vigo-Rías Baixas, Supermercados Froiz o Aluminios Cortizo, los murcianos del Valverde Team-Ricardo Fuentes, los extremeños del Bicicletas Rodríguez-Extremadura, los valencianos del Brocar-ALÉ, los leoneses del Previley-Maglia-Coforma-Bembibre y Bicicletas Carlos-ULEVEL, los insulares del Arabay Cycling Friendly Baleares, o los vascos del Laboral Kutxa, sin olvidarnos de que para esta ocasión los aficionados zamoranos tendrán en el Globalia Artes Gráficas-Zamora Enamora al equipo de casa después de muchas temporadas sin que hubiera una escuadra de la tierra en la nómina de participantes. Además, los portugueses del Porminho-UCT Trofa darán la nota internacional.