Las naranjas ceden la presión al local Estepona, que fue verdugo de las zamoranas en liga regular para que se escapase el ascenso directo

Comienza la cuenta atrás para un nuevo intento del Recoletas Zamora en su lucha por regresar a la Liga Endesa. Tras no solicitar el Ángel Nieto como sede, Estepona será el lugar que dictará sentencia respecto al futuro más inmediato de una entidad a la que se le está atragantando el regreso.

Isa Latorre, Adrijana Knezevic y Ricardo Vasconcelos atendieron a los medios y para expresar sensaciones antes de una nueva fase de ascenso. Las tres coinciden en que hay que «ir a disfrutar. Ellas son las que tienen la presión porque juegan en casa».

Isa Latorre destacó que «es la primera vez que nos enfrentamos al anfitrión en primera ronda», ya que, el cuadro naranja, hasta el momento, siempre lo había hecho en la final. Eso sí, la murciana se mostró tranquila «porque habrá gente de Zamora, y eso siempre es un plus».

Respecto al duelo, Latorre cree que será un partido «muy distinto al de liga, porque aquel día ellas no tenían presión y nosotros teníamos toda porque nos jugábamos subir directas. Ahora la situación es opuesta». Para vencer a Estepona, «hay que defender su juego interior, que es muy físico. Si lo hacemos, nos llevamos el partido».

Por su parte, Adrijana Knezevic, asegura que este tipo de partidos «son los que todo el mundo quiere jugar, porque cada posesión es importante, cada rebote es importante y cada canasta es importante». Tiene claro que «no va a salir un partido perfecto porque es imposible que a alguien le salga con todo lo que hay en juego», pero se mostró optimista con las posibilidades.

Con respecto al estado físico, y tras la prórroga ante Palma, la serbia aseguró entre risas que «no esperábamos que se complicase tanto, pero es que nos gusta hacerlo difícil para disfrutarlo más. Pero supimos sacarlo adelante, porque trabajamos como un equipo, y eso también será clave el sábado».

Por último, Ricardo Vasconcelos afirmó, coincidiendo con la opinión de sus jugadoras, que las claves son una buena defensa y disfrutar de un partido que da acceso a algo bonito. El portugués se mostró conforme con el rival, «porque nadie elegiría otro rival del que les ha tocado. Al final son todos unos muy buenos equipos de mucho nivel. Apenas hay diferencia».

El técnico cree que «no hay favoritos» en una eliminatoria de este calibre y confía en poder pasar a la final acompañados de un autobús que se desplazará a tierras malagueñas para acompañar a las suyas e intentar que, a la tercera, sea la vencida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí