Se impone por 2 a 1 a la Gimnástica Segoviana en un partido dominado por los rojiblancos

El Zamora CF ha logrado este sábado una gesta histórica como es el ascenso a Segunda B en una temporada muy complicada y condicionada en su desarrollo por la pandemia y el estado de alarma.

En un desangelado estado palentino de La Balastera, en Palencia, los rojiblancos se han impuesto con cierta facilidad a una Segoviana que nunca estuvo en disposición de poner en peligro el ascenso del Zamora CF.

Los hombres de David Movilla se adelantaron pronto en el marcador, en el minuto 27 por medio de Valentín.

A partir de ahí, el conjunto rojiblanco adelantó su presión para forzar errores y tratar de aprovechar algún error de los segovianos para ampliar la ventaja.

Salvo alguna ocasión esporádica de la Segoviana en algún centro lateral, el Zamora logró acabar la primera parte muy seguro en defensa y haciendo uno de los mejores partidos de la temporada.

En la segunda parte, el campeón de Liga amplió su ventaja con un providencial gol de Sergio García en el minuto 60 que puso muy cerca los rojiblancos del ascenso a Segunda B.

El último tercio del partido estuvo marcado por el dominio territorial de la Segoviana, que se lanzó a la desesperada al ataque en busca de acortar distancias.

Los de Movilla, sin embargo, aguantaron las embestidas visitantes mostrado la fortaleza en defensa que le ha llevado a liderar la clasificación toda la temporada. No pudieron, sin embargo, evitar que en el minuto 85 la Segoviana acortará distancias metiendo un gol que llevó los nervios a una plantilla que a falta de cinco minutos más el descuento para el final del partido todavía llevaba una ventaja de dos goles.

En los minutos finales el Zamora CF supo sufrir el acoso visitante y aguantar un marcador que le lleva cinco años después a la Segunda División B.