En un partido sin muchas ocasiones, Sergi Baldrich pudo decidir el duelo en dos ocasiones, pero al final se firmó un empate

El Zamora pierde una opción de oro de mantenerse en cabeza. Recibió en la tarde de hoy ante un Ourense que se va igual que llegó: un punto por delante del Zamora. Con 5.000 personas en el Ruta de la Plata, la sensación es agridulce, pero en siete días queda una reválida.

Con un once renovado, tras la vuelta de Juanan y Joel Priego, el equipo de Movilla no arrancó bien, y la pelota se volvió visitante. Sin ocasiones, eso sí, ante un Zamora bien plantado, que buscaba los chispazos arriba. Y llegó, pero Baldrich, que fue héroe en Coruxo, definió horriblemente mal, estrellando la pelota en un defensor con Cañizo completamente desmarcado.

La segunda parte fue mucho más rojiblanca. De hecho, el Ourense no generó ocasiones. Eso sí, a nivel ofensivo, los de Movilla, tampoco generaron mucho más, aunque las dos fueron realmente claras: una de Baldrich, que en vez de rematar, cedió atrás y no encontró a un compañero, y otra de Mancebo, que remató un pase de la muerte de Cañizo y sacó un central bajo palos.

No pasó nada más. El Ourense, que también pudo adelantarse con un disparo de Jeril al lateral de la red, firmó gustosamente un 0-0 al que también se apuntó el Zamora. Ahora, los rojiblancos se irán a Pasarón, buscando empatar a puntos con un Pontevedra intratable, que puede poner la primera piedra hacia el ascenso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí