El equipo no compareció en la segunda parte, y el filial pucelano empató el duelo a falta de dos minutos

Había que hacer doce de doce, y la cuenta se truncó a primeras de cambio. El Zamora no ha sido capaz de superar en casa al Real Valladolid B y de esta manera, queda descartado para ascender de manera directa por medio de la primera plaza. El filial pucelano fue mejor en la segunda entrega, y la sangría pudo ser mayor.

Los rojiblanco salieron bien al partido, superaron al rival, y esta vez se aprovechó. Un buen balón al espacio de Mancebo lo recibió Joel Priego en la derecha. Después de romper a su par, colocó un disparo en la escuadra y puso a los rojiblancos por delante en un Ruta que presentaba un grato aspecto en las gradas.

Tras el 1-0, el Zamora dominó el partido. No sufrió en absoluto, más allá de tímidos acercamientos, y los de Movilla perdió la opción de sentenciar. Un balón de Mancebo al corazón del área lo echó arriba fuera de Dani Hernández con todo a favor. Pudo ser el segundo, y la grada empezaba a dudar por perdonar.

Y justo fue lo que pasó. En la segunda parte, el Zamora no compareció. El filial pucelano se llevó por delante a un Zamora que se limitó a defender. Fermín Sobrón se convirtió en el héroe salvando el empate en hasta tres ocasiones clamorosas. Primero un mano a mano, luego un disparo que saca a córner desde la frontal, y en el propio córner, sacando una mano a bocajarro cuando la pelota iba dentro.

Lo que no pudo evitar fue el empate de Pozo. Un balón con música a la espalda sirvió para que el extremo vallisoletano cruzase la pelota para poner el empate que descarta al Zamora de la pelea. Ahora, y con cuatro sancionados, el equipo rojiblanco buscará sumar en Luanco para acercarse a una segunda plaza que hoy también se ha puesto muy cuesta arriba.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí