Julen Castañeda y Joel Priego sentenciaron el duelo en solo cinco minutos

El Zamora recorta distancias al líder y recupera sensaciones. El cuadro rojiblanco tenía un partido trampa que resolvió en los primeros instantes y aprovechó el empate del Ourense en el siempre complicado Miramar para ponerse a un punto del ahora líder Pontevedra.

Sorprendió Movilla con la alineación, especialmente en la punta de lanza. Baldrich y Luis Rivas fueron los dos hombres más ofensivos de un Zamora que cuando se quiso dar cuenta, ya había sentenciado. En la primera jugada de peligro, Baldrich se plantó solo ante el portero. El catalán recortó y el meta sacó una buena mano a córner. Y del córner llegó el primero: la puso Carlos Ramos al segundo pallo y encontró la cabeza de Julen Castañeda. El vascó, a placer, puso el 1-0.

Sin tiempo para la reacción, el Zamora siguió buscando sangre, y la encontró con un pase a la espalda de la zaga que recogió Joel Priego. En el mano a mano, el extremo se revolvió y batió a Buru por el palo lejano, poniendo el 2-0 cuando solo se llevaban cinco minutos de juego.

El segundo tanto sirvió para que el Zamora jugase a placer, y para que el Covadonga se quitase los complejos en correr hacia adelante cuando tenía la posesión. Un par de contragolpes pusieron en apuros a un cuadro rojiblanco que no sufrió, y que pudo marcar antes del descanso el tercero, pero que marró las opciones.

En la segunda mitad no hubo más historia. El guion fue el mismo, con la pequeña modificación de que el Covadonga sí que pisó más campo rival, aunque sin mucho peligro. Los asturianos se mostraron endebles en ataque, lo que permitió al Zamora no sufrir en ningún momento. Debutaron Cañizo y Diego Aguirre, siendo este último el que mejores sensaciones dejó con un par de centros que cerca estuvieron de encontrar una cabeza rojiblanca.

Baldrich pudo hacer el tercero en un mano a mano que marró y el Zamora certificó tres puntos más para acercarse al líder Pontevedra que superó por 3-1 al Valladolid B, y a un Ourense que pierde la cabeza tras el 0-0 en Miramar. Ahora, los de Movilla buscarán ganar en Guijuelo, sin Carlos Ramos, que hoy vio la quinta cartulina amarilla, pero parece que con muchas sensaciones recuperadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí