A falta de un mes y medio, aumentan las prisas para no quedarse sin entradas en los cotillones de la ciudad

Con el regreso del ocio nocturno en Zamora han comenzado también los preparativos para despedir unas de las noches más especiales del año, la noche del 31 de diciembre. Una Nochevieja que se espera con muchas ganas, sobre todo por los jóvenes zamoranos, después de que el año pasado las restricciones y el toque de queda impidieran celebrarla de la forma habitual.

Varios pubs y discotecas de la ciudad han comenzado ya a publicar sus carteles anunciando su cotillón de Nochevieja. Música, copas, ropero, aperitivos, bolsa de cotillón y… aforo limitado. El aforo de antes de la pandemia pero limitado a la normativa y al temor de nuevas restricciones.

Un aforo restringido que junto con las ganas de fiesta han hecho que ya se hayan agotado las entradas para asistir, por ejemplo, al cotillón del Época Café. En apenas cuatro días, el pub zamorano ubicado en la calle Diego de Ordax ha vendido todas las entradas disponibles lo que ha hecho que aumenten las prisas por encontrar un pub o discoteca en el que dar la bienvenida al año 2022.