La consejera de Familia, Isabel Blanco, defiende las bondades de un proyecto que permitirá incrementar las plazas para dependientes de 87 a 192

La consejera de Familia de la Junta, Isabel Blanco, ha vuelto este martes 23 de abril, fecha en la que se ha celebrado la fiesta de la comunidad, a defender los planes de la Administración Regional para la residencia de mayores de la capital zamorana.

En contra de lo afirmado por los partidos de la oposición, Blanco ha negado que en Zamora se vaya a cerrar una residencia de mayores. “No se cierra, se transforma y se traslada”, ha señalado en referencia al cierre de la residencia de los Tres Arboles y la apertura de un centro nuevo en el entorno de Vista Alegre.

Ha defendido igualmente las bondades del nuevo proyecto, que permitirá a Zamora pasar de tener 87 plazas para mayores dependientes a 192. Se trata de aplicar un “nuevo modelo” de residencia, con la introducción de las últimas tecnologías y la ampliación de las plazas para mayores dependientes.

Con respecto al uso que en el futuro podría tener el edifico actualmente ocupado por la residencia, la consejera ha asegurado que la Junta apuesta por que el mismo siga teniendo un uso vinculado al cuidado de los mayores, con la instalación en parte del inmueble de un centro de día y la cesión del resto a asociaciones que trabajan con mayores.

Ha recordado finalmente la consejera de Familia que Zamora tiene y seguir teniendo en el futuro dos residencias públicas para mayores, la instalada en la capital y la de Benavente. “igual que tienen otras provincias de la comunidad”.

En relación a las obras de la nueva residencia, Isabel Blanco aseguró que marchan “a buen ritmo” después de los retrasos provocados por las lluvias del pasado invierno.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí