Los bomberos del Consorcio Provincial tuvieron que colaborar en la extracción del ocupante del vehículo siniestrado

La siempre peligrosa ‘recta de Coreses’ fue ayer escenario de un nuevo y espectacular accidente de tráfico. Minutos antes de las doce de la noche, en el kilómetro 449 de la N-122, un coche por motivos que aún se desconocen se salió de la vía para impactar contra un vallado cercano.

El coche, que sufrió importantes daños, quedó volcado apoyado contra el vallado. Para la extracción del herido, un hombre de 77 años, fue necesaria la intervención de los bomberos del Consorcio Provincial de la Diputación de Zamora.

Agentes de la Guardia Civil colaboraron en la gestión del tráfico en la zona y sanitarios de Sacyl auxiliaron al ocupante del vehículo siniestrado.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí