Se trata de un fuego accidental

Los servicios de extinción de incendios han tenido que actuar en el municipio zamorano de Vega de Tera para apagar un fuego de apenas 100 metros cuadrados. Dos helicópteros, dos ELIF, dos autobombas, una cuadrilla de tierra y otra dotación de bomberos de la Diputación han sido los medios utilizados para que la incidencia no fuese a más.

El origen ya se ha identificado como un accidente entre motores y máquinas y ha tenido una duración de una hora, recibiéndose la alerta a las 15:15 y dándose por extinguido a las 16:15 horas de este martes.