“La participación ciudadana de la que tanto habla IU no existe, es nula desde hace muchos años. Sólo nos llaman cuando a ellos les interesa”, declaran desde le movimiento vecinal

La Federación de Asociaciones de Vecinos de Zamora (Faveza) ha vuelto hoy a expresar su malestar por la reubicación de las plazas de la ORA y la respuesta del alcalde de la ciudad, Francisco Guarido, a sus quejas calificadas por él como “muy pobres” ya que argumentan que no les ha dado la oportunidad de exponérselas.

Desde Faveza afirman “la reubicación no es ni necesaria ni justa y la intervención en una zona de la ciudad no puede perjudicar a otra”.

“La zona azul, por si sola, no resuelve el problema del aparcamiento y para comprobarlo basta con darse una vuelta en horario comercial, por las calles dónde lleva años implantado. Decir que se va a resolver en el futuro con un aparcamiento en la calle Villalpando o con un también futuro parking subterráneo, es un intento de justificar la reubicación con unos futuribles que serán o no, pero que a día de hoy no pueden ser argumentos para reubicar las plazas a suprimir”, señalan desde el movimiento vecinal.

Los representantes vecinales declaran también que su intención es la de colaborar con el ayuntamiento pero para eso “es imprescindible retomar el dialogo, que lleva demasiado tiempo interrumpido”.

“Nadie del equipo de gobierno nos ha comunicado nunca las intenciones sobre la reubicación de plazas Ora. Ninguna de las dos Federaciones ha recibido una llamada para ofrecer alternativas a una posible reubicación de plazas de zona azul”, añaden.

Por ello, dicen que para que pudieran ofrecer alternativas se deberían haber convocado los consejos sectoriales, o al menos convocar a las Federaciones de Vecinos.

“La participación ciudadana de la que tanto habla IU no existe, es nula desde hace muchos años. Sólo nos llaman cuando a ellos les interesa, y no responden prácticamente nunca a los escritos que se presentan desde los barrios, algunos presentados hasta tres y cuatro veces”, alegan.

Por último, anuncian que desde el movimiento vecinal se propondrá alegaciones a la medida y esperan que como ha dicho el Alcalde “sean miradas con cariño, pues como representantes vecinales, y respaldados por otros colectivos sociales, solamente buscamos en bien de la ciudad, de los vecinos y vecinas que se pueden ver muy afectados por decisiones unilaterales”.