Por ello, ha querido compartir el tradicional saludo, en el que pide salud, paz, y que los zamoranos puedan quedarse en su tierra

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, ha comunicado en la mañana de hoy que no podrá entregar las llaves de la ciudad a los Reyes Magos de Oriente debido a un proceso gripal que le obliga a permanecer en su domicilio.

Eso sí, los más pequeños y no tan pequeños pueden estar tranquilos, porque esta tarea se le ha encargado al teniente de alcalde, que será el encargado de recibir a sus majestades para que estos puedan hacer entrega de todos los regalos en nuestra ciudad.

A pesar de este proceso gripal, Francisco Guarido ha querido compartir el saludo, que reza, de manera textual, lo siguiente:

«Queridos Magos de Oriente, niños y niñas de Zamora, y todas las personas que hoy habéis acompañado a los Magos en la cabalgata desde las calles de la ciudad:

Este año no puedo acompañaros personalmente para daros las llaves de la ciudad de Zamora  porque, como muchas personas de todas las edades y muchos de vosotros, estoy convaleciente debido a un proceso de gripe que me obliga a permanecer en mi casa.

Por eso será un concejal, teniente de alcalde y compañero del ayuntamiento, el que entregue a los Magos en nombre del Alcalde las llaves de la ciudad. Y con ellas sobre todo los regalos que hemos pedido y los deseos que cada año renovamos para que los pongáis en los zapatos.

En mi carta empiezo por pedir salud, esa que tanto necesitamos y cuya falta este año no me permite deciros estas palabras en la Plaza Mayor. Y como este año también algunas vacas y bueyes de nuestros pueblos están sufriendo una enfermedad, como a veces nos pasa a todos, por eso también pido vacunas para estos animales y ayudas para que la vaca y el buey puedan seguir formando parte de los belenes de nuestra tierra.  

Para Zamora pido que los jóvenes se puedan quedar aquí viviendo y trabajando para que los más mayores no estén solos.

Y añado para todos: paz en el mundo, derechos sociales y más trabajo.

Para los niños y niñas: familia y amigos que les quieran; personal sanitario cerca de sus casas;  escuelas también pero con sus vacaciones para seguir aprendiendo a ser mayores. Y juguetes y regalos para seguir siendo niños y felices. Esto vale también para todos.  

A los tres Reyes les pido en vuestro nombre que todos estos deseos los vivamos en una ciudad mejor, llena de magia y felicidad. Como la vivimos hoy gracias a su visita y compañía.

Gracias a Melchor, Gaspar, Baltasar, y a quienes les habéis acompañado en las calles de Zamora.

¡Y a poner los zapatos para llenarlos de buenos deseos!»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí