El equipo élite y sub-23 volvió a dar la cara en la Copa de España disputada en la localidad murciana de Alcantarilla

La climatología fue gran protagonista en el fin de semana competitivo de los ciclistas del Zamora Enamora Cycling Team, especialmente para los juveniles del filial en su doble ración de pruebas en Salamanca. Por su parte, el equipo élite y sub-23 volvía a dar la cara en la Copa de España disputada en la localidad murciana de Alcantarilla.

Jorge Gálvez volvió a dar lucimiento al maillot del Zamora Enamora en el XXXIII Trofeo Guerrita, segunda prueba puntuable de la Copa de España, y es que como una semana antes en Don Benito el corredor madrileño conseguía ser uno de los integrantes de la fuga buena del día. Gálvez atacaba a 70 kilómetros del final y de ese movimiento acabarían saliendo los dos corredores que finalmente lucharían por la victoria parcial, aunque en el caso del representante del conjunto zamorano volvería a ser neutralizado por el pelotón a escasos 15 kilómetros para la línea de meta.

En el pelotón principal junto al citado Jorge Gálvez también llegaban Daniel Martín y Óscar Rota, este último metiéndose en el sprint para lograr colarse dentro del top-15 final del día. “Tanto el Circuito Guadiana del domingo pasado como este Trofeo Guerrita son carreras que no se ajustan por el perfil al tipo de corredores que tenemos, pero hemos conseguido de nuevo ser protagonistas y dejarnos ver. Ya la próxima semana en la Aiztondo Klasika, donde llega la montaña, esperamos poder un salto importante de calidad” comentaba Iván Rodríguez, director del equipo amateur, una vez acabada la prueba murciana.

LA LLUVIA Y LA NIEVE ACOMPAÑAN A LOS JUVENILES EN SALAMANCA

Mucho frío fue el que les tocó pasar a los más jóvenes de la estructura zamorana y es que en el doblete por tierras charras no faltó ni el agua ni la nieve. Tanto fue así que el sábado en Béjar, tras 10 kilómetros realizados, el jurado técnico y la Guardia Civil se vieron obligados a parar la prueba y posteriormente suspenderla debido a la fuerte nevada que caía en ese momento, dejando la calzada cubierta de nieve. “Lo principal es asegurar la integridad y seguridad de los chicos. Lo cierto es que se ha puesto muy feo y creo que se ha tomado una buena decisión” comentaba Manuel Campesino, manager del Zamora Enamora.

Sí que se pudo disputar al día siguiente el Trofeo Villa de Guijuelo, aunque no se iban a librar los ciclistas de la lluvia y las bajas temperaturas. Juan Ramón Barajas, director del filial, hacía la siguiente reflexión: “Son días difíciles, donde realmente se curten los buenos corredores. Hay que pasar por jornadas como estas para poder forjar grandes campeones”.

En la meta de la localidad chacinera el mejor volvería a ser Marcos Morla que entraba a 2 minutos del ganador tras unos últimos kilómetros muy exigentes en los que estuvo siempre cerca de los mejores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí