Padres y madres de los alumnos de infantil del colegio Sagrado Corazón de Jesús  degustan preparaciones realizadas con productos de Zamora

Cerca de 250 familiares de los alumnos del ciclo de Educación Infantil del colegio Sagrado Corazón de Jesús degustaron este lunes las preparaciones realizadas por afamados cocineros, dentro del proyecto educativo denominado ‘Sabores que enseñan y crecen’, a través del cual se pretende hacer llegar a los escolares y también a las familias nociones básicas sobre cómo alimentarse de forma sana y equilibrada.

Tras el almuerzo ofrecido por la mañana a los escolares, los familiares tuvieron la oportunidad de  escuchar una conferencia de Igor Zalakain, jefe de investigación del restaurante Arzak de San Sebastián, que abogó por abrir la alimentación de los menores a todo tipo de productos. “Los gustos se educan”, dijo, de ahí que recomiende prácticas como comer en familia, provocar la curiosidad de los menores, evitar distracciones durante la comida, cocinar con los niños, tratar de hacer catas a ciegas como si fueran juegos e incluso organizar actividades para conocer el origen de los alimentos que llegan a la mesa.

La “importancia” de la mesa, de la reunión en torno a la mesa, algo que hacemos “desde el bautizo al funeral”, precisó. Zalakain realizó un recorrido por la historia del restaurante y  explicó el proceso de creación de los nuevos platos en Arzak.

Tras él,  Sandra Castaño, expuso a los padres nociones sobre seguridad e higiene aplicada a los alimentos.

El gimnasio del colegio se convirtió en un improvisado  comedor donde los padres realizaron una cata de vino de Toro, dirigida por Ciro Carro, sumiller del restaurante Akelarre de San Sebastián, para degustar después las preparaciones realizadas por Cynthia Yaber, jefa mayor de cocina del restaurante Arzak, Mónica Fernández Cifuentes, cocinera de la Posada de las Misas, de Puebla de Sanabria y Gloria Lucía Martín, del restaurante El Empalme de Rionegro del Puente.

Utilizaron para ello productos de Zamora como las hamburguesas de cordero de Moralejo Selección, que Mario Oliveira realizó en el momento, el queso elaborado por Lácteas Sahagún, las empanadas de Rabanillo,  y otras creaciones con manzana, guacamole y salmón marinado, tarta de queso o frutas variadas.

Una forma, explica Gloria Lucía Martín, se mostrar a las familias que se puede comer “bien y sano con productos cercanos y apoyándose en las empresas locales” algo, añade, “que es beneficioso ahora para los niños y lo será también en el futuro”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí