El entrenador del Zamora CF quiere que  el buen juego y el acierto anotador del pasado miércoles tenga continuidad también este fin de semana

El entrenador del Zamora CF, Yago Iglesias, ha expresado su deseo de que la victoria frente al Extremadura UD en Copa del Rey tenga su continuidad. El míster hablaba sobre el motivo por el que ha podido producirse en el equipo este gran cambio: “Supongo, espero y deseo que se deba un poco a estas pinceladas que le queríamos dar al equipo y que hemos estado trabajando en esta escasa semana. Evidentemente viene por las ganas de los jugadores, las ganas del equipo, las ganas de revertir la situación. De intentar, en la medida de lo posible, para revertir esta situación hay que ir a buscarlo, hay que ser consciente de que depende de nosotros y de que tenemos que ir a todos los campos a ganar, y un poco viene por ahí la línea. A partir de ahí estamos trabajando para que la imagen que dio ayer el equipo tenga continuidad en el tiempo, y sobre todo en los resultados”.

Sobre si el sábado se verá a un Extremadura distinto y un Zamora distinto, el entrenador del Zamora CF declaraba: “El partido y el contexto es totalmente distinto. El partido de ayer es un partido de Copa del Rey, hablábamos de que nosotros todo lo que jugamos queremos ganarlos, porque somos competidores natos, y queremos que el equipo crezca también a partir de ahí, pero evidentemente el sábado es el partido más importante de los dos que vamos a disputar esta semana. Seguramente sea un partido distinto, no de escenario, no de nombres, porque sabemos que el Extremadura pocos cambios puede tener más allá de lo que hemos visto ayer, sí seguramente su motivación y sus ganas de revertir la situación, y lo mismo nosotros”.

El técnico gallego cumplía con lo que dijo en la previa del Irún de probar en esta semana a todos los jugadores al ser unos días con mucha carga de trabajo, de ahí que ahora se haya convertido en una tarea difícil el decidir sobre los que jugarán tras el partido de ayer: “Entiendo que es la manera de llegar a todos y cada uno de nuestros jugadores cuanto antes, sobre todo porque lo que hacemos en entresemana es para verlo reflejado el domingo en competición. Y sí, lo han puesto muy difícil, al final el equipo a nivel colectivo no está tan mal, nos han metido goles en Irún por errores propios, y ayer el equipo estaba muy, muy bien. Muchos cambios entre uno y otro, lo que demuestra que toda la plantilla está con ganas de revertir la situación, con ganas de jugar y de ayudar, y que toda la plantilla está con una actitud y una predisposición, y de llevar a cabo las cuatro pinceladas que les hemos estado dando en esta semana”.

Los periodistas también le indicaban que ahora que tiene donde elegir, cómo va a hacerlo: “Toca hacer un análisis del rival, ver un poco lo que te puede plantear, qué características tiene, y a partir de ahí lo que venimos hablando, centrándonos sobre todo en nosotros, escoger los mejores jugadores para llevar a cabo el plan del equipo, y por ahí va a ir también el crecimiento del equipo”.

Sobre si la actitud que el equipo manifestó en el terreno de juego frente al Extremadura no es negociable, Yago contestaba: “Yo creo que esa es la línea y el camino que debemos seguir. Somos conscientes de la situación en la que estamos en la clasificación y la manera de salir de ahí es consiguiendo puntos, y para conseguirlos hay que ir a por ellos, ser un equipo valiente y que en todo momento quiera buscar portería rival. A partir de ahí el cómo lo hagamos, puede variar un poquito en función del rival, pero las líneas maestras y la idea en general es un poco lo que se pudo ver en Extremadura”.

Al valorar si el equipo se había visto menos enconsertado que otras veces, Iglesias declaraba: “Hay una frase en fútbol que dice ‘hacerlo fácil, es lo más difícil’, pero para hacerlo fácil tiene que fluir, y tiene el jugador que estar primero convencido y luego liberado. Hablamos de que el partido del sábado cambia porque evidentemente hay puntos de por medio. Hablamos de que lo de ayer es una competición secundaria, pero yo creo que nos ha servido como punto de inflexión para que el equipo vea que tienen capacidad para hacerlo, que hay calidad, que lo que se le transmite al equipo y lo que entrenan da resultado, y a partir de ahí ir despejando esa mente, ajustándose tanto a nivel individual como colectivo para seguir en esa línea. Y todo va en consonancia con lo que venimos hablando: por y para ganar partidos, por y para cada vez ir encontrándonos mejor, e ir poco a poco saliendo de la posición en la que estamos”