60 jóvenes con discapacidad intelectual han participado en la elaboración del muro urbano coordinados por el artista del grafiti, Miguel Kobas

El 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad con el objetivo de promover los derechos y el bienestar de las personas con discapacidad en todos los ámbitos de la sociedad, así como concienciar sobre su situación en todos los aspectos de la vida.

Con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad,  Fundación Personas ha querido celebrar el 3D, con la presentación de un gran mural que desde hoy llena de color una de las calles de Zamora. En concreto, la calle Eduardo Julián Pérez, estrena grafitti en gran formato, resultado de la fusión de palabras, colores e imágenes, realizado por 60 personas con discapacidad que han estado coordinados por el muralista de origen zamorano, Miguel Kobas.

En un momento difícil como el que ahora vivimos, como consecuencia de la pandemia, Fundación Personas quiere seguir aportando a la sociedad valores para participar en un escenario de reflexión con el objetivo de compartir capacidades.

Una mirada que salta el muro de la invisibilidad.

A través de la pintura, el mural proyecta un mundo en el que todas las personas encajan, simbolizando la discapacidad en dos imágenes a escala de grises. La primera muestra la figura de una mujer guiada por pájaros (de la especie autóctona cernícalos primilla) que representan sus ojos y a su vez el concepto de libertad.

La segunda refleja dos manos entrelazadas, una de ellas biónica, a modo de unión de personas con discapacidad y la ayuda que reciben de la sociedad. El fondo es un universo de colores y piezas que encajan a la perfección.

El mural colectivo forma parte del Proyecto MIRAR, una actividad de inclusión creativa que realiza Fundación Personas y Leo Harlem en colaboración con Fundación la Caixa.

Y es precisamente, a través de esta obra colectiva, que en el día Internacional de las Personas con Discapacidad, Fundación Personas quiere poner el foco, en las habilidades de cada persona y no en sus limitaciones, activando así conexiones que arrojen luz en una sociedad transformadora orientada a la igualdad.