El conductor se dio a la fuga en un control de la Guardia Civil

La Guardia Civil está comprometida con la disminución de la siniestralidad en las carreteras españolas. Para ello desempeña las funciones que la legislación le encomienda de vigilancia y control del tráfico y del transporte en las vías públicas interurbanas.

La Guardia Civil investiga a un conductor que el pasado domingo, en el transcurso de un control de alcoholemia y drogas establecido en una de las salidas de Zamora capital se dio tras hacer una brusca maniobra al ver a los agentes de Tráfico.

En su huida puso en grave peligro la integridad de varios conductores que tuvieron que maniobrar y desplazarse al arcén para evitar una colisión frontal, así como de un ciclista que circulaba por el arcén, perteneciendo éste a su vez a uno de los colectivos especialmente vulnerables.

Momentos más tarde, con apoyo de varias patrullas de la Policía Nacional, se consiguió dar el alto al vehículo, mostrando su conductor claros síntomas de encontrarse bajo los efectos de algún tipo de sustancia.

Realizadas las correspondientes pruebas de alcohol y drogas, arrojó un resultado positivo en 4 de las 5 sustancias analizadas por el detector. Siendo éstas Cocaína, Anfetaminas, Metanfetaminas y Cannabis.

Se comprobó que el conductor tenía el permiso de conducir retirado por la Jefatura Provincial de Tráfico de Zamora por haber agotado todos sus puntos.

Consecuentemente, el citado conductor fue investigado por tres delitos contra la seguridad vial, conducción manifiestamente temeraria con concreto peligro para el resto de usuarios, conducir con pérdida de vigencia del permiso de conducir y conducir un vehículo a motor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas.