Se la atribuyen dos delitos contra la Seguridad Vial

La Guardia Civil ha informado este miércoles de que el pasado día 4 de abril, una patrulla en servicio de Seguridad Ciudadana del Puesto de Moraleja del Vino (Zamora), tras observar una “conducción anómala” por parte del conductor de un vehículo tipo turismo, en el kilómetro 6,000 de la carretera provincial ZA-610, lo interceptaron para su identificación. Los agentes apreciaron en el mismo signos evidentes de estar bajo la influencia de bebidas alcohólicas motivo por el cual requieren la presencia de Agentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Zamora.

A la zona se trasladó la Unidad de Investigación de Siniestros Viales de Zamora a fin de realizar las correspondientes pruebas de detección de alcohol y confeccionar las correspondientes diligencias debido a que el conductor presentaba síntomas evidentes de estar bajo la influencia de bebidas alcohólicas y también por haber superado la tasa legalmente establecida al quintuplicar la misma ya que arrojó un resultado de 1,45 mg/l.

El investigado, así como las diligencias instruidas, fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Zamora.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí