La formación señala que la Junta no tiene “más opciones que cerrar camas para dar vacaciones al personal, puesto que no cuenta con personal suficiente” y lamenta su falta de previsión

Izquierda Unida ha denunciado hoy que la Junta “no realiza una ponderación de las necesidades hospitalarias en verano, cuando la afluencia de turistas es mayor y algunos pueblos duplican su población real, lo cual aumenta la demanda asistencial, y que los cierres se traducen en más derivaciones a hospitales privados y en un aumento de los seguros privados por la falta de atención y el aumento de las listas de espera”.

Desde IU reclaman a la administración que aporte los datos de las derivaciones directas desde los hospitales y reiteran que es “incomprensible” el cierre de camas en los hospitales de la Comunidad durante los meses de verano pues la carga de trabajo no disminuye en periodo estival y solo se incrementan las listas de espera. “El ejecutivo autonómico debe explicar si el cierre de camas constituye un mecanismo de ahorro económico y cuantificar ese ahorro. Desde IU tenemos claro que la falta de transparencia de las cuentas en este caso se debe a que las derivaciones aumentan, trasvasando más fondos aún a empresas privadas”, declaran.

Para Izquierda Unida, estos cierres se deben a la “falta de personal y de previsión” de la Junta de Castilla y León, que “no considera más opciones que cerrar camas para dar vacaciones al personal, puesto que no cuenta con personal suficiente, y esto se debe a la falta de interés en solucionar el problema de las jubilaciones en el SACYL, que ha mermado la plantilla en los últimos años, y que seguirá haciéndolo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí