El diputado de Turismo apuesta por repetir este año los buenos resultados obtenidos en la edición anterior

La quinta edición de la Feria Internacional de Turismo de Ecoturismo NATURCyL  se desarrolla un año más en la localidad palentina de Ruesga, en la montaña palentina, desde el viernes y hasta el próximo domingo. Se trata de un encuentro en el que Zamora será de nuevo protagonista, al aportar un amplio abanico de actividades y un gran stand en el que la Sierra de la Culebra será la principal propuesta del Patronato de Turismo.

Pregunta.- ¿Qué es NATURCyL y que puede aportar de bueno al turismo de Zamora?

Respuesta.- Esta es una feria que se desarrolla en la Montaña Palentina centrada en el ecoturismo. El año pasado Zamora tuvo un papel protagonista en la feria al ser designada destino preferente nacional. En esta ocasión, y debido a los buenos resultados obtenidos, tanto el Ayuntamiento de Zamora como la Diputación hemos querido que vuelva a ser protagonista de la feria  y llevamos un stand muy atractivo y un amplio programa de actividades.  Pensamos que el ecoturismo puede aportar todavía mucho a la provincia de Zamora y por eso teníamos que volver a Palencia.

P.- ¿Qué propuestas lleva entonces Zamora a la feria Naturcyl?

R.- En esta ocasión nos vamos a centrar en la promoción de la Sierra de la Culebra. En nuestro stand, que será el más grande de todos los existentes en la feria, se ofrecerá todo tipo de información sobre un espacio natural que a nadie se le olvida el daño que ha sufrido este verano con los incendios y que necesita todo nuestro apoyo para recuperarse del impacto de la tragedia.

P.- ¿La Sierra de la Culebra, pese a los daños provocados por el fuego, es todavía un espacio turístico recomendable?

R.- Estamos convencidos de que, pese a las zonas quemadas, la Sierra de la Culebra es todavía un atractivo turístico de primer orden. Queda mucha sierra por descubrir y disfrutar y esa es la apuesta que vamos a hacer y desarrollar en Naturcyl. Por eso, además, hemos querido invitar a uno de los municipios más afectados, Villardeciervos, para que muestre sus atractivos turísticos en la feria. El alcalde del pueblo participará en una conferencia y empresas del pueblo llevarán sus productos y servicios a la feria.

P.- ¿Por qué apostar por participar en una feria de turismo cuando el Patronato nunca ha sido muy partidario de este tipo de certámenes?

R.- Porque NATURCyL no es una feria convencional, no es como INTUR o como FITUR, en la que hay cientos de propuestas turísticas todas igual de atractivas, en la que al final te diluyes entre una multitud. Esta es una feria sectorial, muy pequeña, que se celebra en una campa en la mitad de la sierra, a la que acude un tipo de visitante muy concreto y en la que se hacen contactos profesionales muy interesantes. El año pasado se consiguieron resultados concretos muy interesantes y por eso este año repetimos con el mismo protagonismo.

P.- ¿Es cierto que la repetida presencia de la Sierra de la Culebra en los medios ha servido para promocionar la zona y ha provocado la presencia de numerosos turistas?

R.- Es cierto que, pese a que la zona presenta un aspecto penoso, la presencia de la Sierra en los medios de comunicación provocó un ‘efecto llamada’ y fueron muchos los amantes del medio ambiente que se desplazaron a la zona para ver los efectos del fuego. En cualquier caso, pasado este efecto llamada inicial, lo cierto es que el fuego solo ha dejado desolación y un paisaje especialmente triste que no es agradable de ver. Por eso, pensamos que hay que seguir promocionando la Sierra de la Culebra, explicando cuáles son los valores de este espacio, explicando que todavía hay muchos lugares intactos y que merecen ser visitados, poniendo de manifiesto que la sierra sigue teniendo una gran riqueza natural y una fauna muy atractiva para los amantes de la observación de animales.

P.- Acaba de llegar a su final la campaña turística veraniega. ¿Qué tal ha funcionado el sector?

R.- Bien. Ha funcionado aceptablemente bien. Las visitas han bajado respecto al año anterior, pero eso es algo que ya esperábamos dado que en 2021 el verano funcionó muy bien debido a que la gente con la pandemia todavía presente buscaba alejarse de grandes aglomeraciones y elegía destinos de turismo interior. En este año estamos en cifras como las registradas antes de la pandemia, quizá un poco mejores, lo que demuestra una tendencia ascendente.

P.- ¿Cuáles son las perspectivas para el otoño y el invierno próximos?

R.- Seguimos trabajando para lograr eso que se llama la desestacionalización del turismo, pero es algo complicado. Poco a poco vamos mejorando las cifras de visitantes fuera del verano, pero es un proceso que es largo. Volveremos a insistir en los principales atractivos de la provincia en esta época, como el turismo micológico, la observación de lobos, la berrea o la recolección de frutos del bosque, además de la riqueza gastronómica que tiene toda la provincia y la gran variedad de representaciones culturales que conserva, como las mascaradas que se pueden ver durante el invierno.