La parroquia rojiblanca vuelve a estar a la altura y empuja para ayudar a salir a la entidad de una situación muy delicada

Dicen los entendidos en la materia que los clubes, sin sus aficionados, no son nada. Y en el caso del Zamora, el número que mueve el club rojiblanco no es excesivamente alto, pero sin duda, es la fiel definición de lealtad a unos colores.

La situación extradeportiva no es ajena a nadie y desde el propio club ya no esconden que el día a día no está siendo fácil tras la imputación de Víctor de Aldama en el caso Koldo. Con el equipo tercero, y con opciones reales de ascenso, la afición ha realizado iniciativas para alentar a jugadores, cuerpo técnico y trabajadores.

La última, un vídeo en el que diversos aficionados han expresado su optimismo y su energía con respecto al club. Hombres, mujeres, niños, niñas y también un buen grupo de canteranos han inmortalizado escenas emotivas que, a buen seguro, acercarán al equipo a la proeza.

Una iniciativa audiovisual que se suma a un par que ya toman forma. Desde hace unos días, otra iniciativa, surgida también desde la propia afición, ha decorado de rojiblanco multitud de balcones en la ciudad, y a mayores, bajo el lema «Te regalo una afición», bares como El Tropical de Pinilla, el Lagarto de la Marina o el Medieval, junto a San Martín, han habilitado huchas para que todo aquel que quiera donde la cantidad que crea conveniente, y al finalizar la recaudación, se invertirá en material en la tienda oficial que será regalada y firmada a los empleados con mensajes de apoyo.

En definitiva, las buenas aficiones son las que no dejan de lado a sus equipos en la situaciones difíciles, y eso, la del Zamora, una vez más, está dando un ejemplo sensacional de ello. A buen seguro, no será la última, y es que, con el equipo dispuesto a ascender, la afición empujará como nunca para lograrlo.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí