Desde la organización, destacan el gran potencial del sector micológico, en nuestra región, llegando a facturar en la actualidad más de 65 millones de euros anuales.

Aunque, también se reconoce la necesidad de impulsarlo con una mayor intensidad, para conseguir resultados como los de provincias de otras regiones, la organización, pone el ejemplo de la provincia de Teruel donde solo la industria de la trufa negra facturó más de 17 millones de euros en 2022.

La entidad recuerda que potenciar este sector no solo genera ingresos directos de la venta de las setas, sino que además genera ingresos dependientes del turismo micológico, lo cual permite fijar población durante los periodos en los que las zonas rurales tienen una menor afluencia.

Y aunque destaca la gran labor que se está haciendo desde diputaciones y ayuntamientos, como es el caso de la feria de la trufa negra de Cogeces del Monte. Considera que debe incrementarse la promoción de estas y las campañas publicitarias que permitan poner en valor el producto regional.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí