Sanidad ha invertido en estas obras de reforma y acondicionamiento 550.000 euros

La delegada territorial de la Junta, Leticia García, ha realizado esta mañana una visita a las instalaciones de la cocina de línea fría ubicada en el Hospital Provincial de Zamora, donde se realizan las comidas que se sirven para los tres hospitales (Virgen Concha, Provincial y Benavente) y que cuenta con 84 trabajadores de distintas especialidades en esta Unidad. La Consejería de Sanidad ha destinado 221.900 euros para dicha reforma y 330.000 euros para el catering que se ha servido durante el tiempo que duró la reforma de la citada cocina de Línea Fría.

Leticia García ha manifestado que “esta unidad por si sola podría considerarse un importante centro laboral en nuestra provincia, puesto que aquí trabajan 84 personas de distintas especialidades, con el fin de proporcionar a los enfermos alimentos seguros, nutritivos y agradables”. Además, ha añadido que “las cualidades dietéticas de los 1.300 menús que aproximadamente se preparan aquí cada día son de gran importancia, y por eso se cuenta con profesionales especializados, que consiguen una excelente calidad de elaboración y la seguridad alimentaria es totalmente prioritaria, puesto que además del propio hospital Provincial se transporta y suministra la comida a una temperatura inferior a 3 grados al hospital Virgen de la Concha  también de Zamora y al hospital de Benavente”.

La Junta de Castilla y León ha ejecutado en tiempo récord algo más de 8 semanas las obras de mejora y adecuación en la denominada “Unidad Central de Producción de Línea Fría” del Complejo Asistencial de Zamora. Mientras han durado las obras, que finalizaron antes de las navidades, la empresa adjudicataria del contrato para el servicio de alimentación proporcionó los menús a los pacientes ingresados y al personal de atención continuada de los hospitales Virgen de la Concha, Hospital Provincial y el Hospital de Benavente siempre atendiendo a los criterios médicos y nutricionales de cada grupo de pacientes.

Los trabajos de mejora han estado encaminados a optimizar la eficiencia energética en la cocina de línea fría a través de la colocación de una sobrecubierta que garantizará el aislamiento térmico del edificio, acompañado de la sustitución de un nuevo suelo continuo de resina y el montaje de un falso techo.

Además, se han solventado humedades en parámetros y techos, así como se ha procedido a renovar el aspecto de cocina con el montaje de nuevas puertas y la aplicación de una nueva capa de pintura. En la sala de cocción se han instalado nuevos aparatos de ventilación y climatización; renovación de las instalaciones de fontanería, electricidad, climatización y cámaras frigoríficas.

Alargar la vida útil de los alimentos

La línea fría tiene la función de alargar la vida útil de los alimentos, teniendo en cuenta el control microbiológico y químico, logrando de esta forma garantizar la conservación de los alimentos. Esta cocina de línea fría emplea un equipamiento moderno y eficaz que incluye instrumentos como termoselladoras, abatidores, carros de trasporte y retermalización y cubetas y barquetas herméticas, entre otros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí