Se trata de una Proposición llevada a cabo por el PSOE, ya que aseguran que «es necesaria la intervención para evitar desprendimientos de roca y tierra que se vienen produciendo en la carretera»

La Comisión de Movilidad y Transformación Digital de las Cortes de Castilla y León que se celebra el próximo miércoles 14 de febrero, a partir de las 10:30 h., debatirá la Proposición No de Ley de los Procuradores del PSOE por Zamora José Ignacio Martín Benito, Ana Sánchez Hernández, Inmaculada García Rioja, en relación a la situación de la carretera de Porto, en la comarca de Sanabria.

En concreto, los procuradores socialistas zamoranos piden «instar a la Junta de Castilla y León a llevar a cabo las obras de consolidación de los taludes en la carretera de Porto (Zamora) para evitar desprendimientos de roca y tierra que se vienen sucediendo en la citada carretera. Además, en el mismo sentido reclaman a la Junta que proceda de manera periódica y constante al mantenimiento y limpieza de las cunetas.

Tal y como se señala en la PNL, la carretera ZA-102 es una carretera autonómica situada en el límite las comunidades autónomas de Castilla y León y Galicia y une la A-52 y la N-525 con las localidades de Porto, Barjacoba, Barrio de la Vega, Pías y Villanueva de la Sierra, en la alta Sanabria y las gallegas de Prodorramisquedo y Sever.

La longitud del tramo es de 30,2 kilómetros, de los que 21,7 son titularidad de Castilla y León y los 8,5 restantes de Galicia. «Pese a ejercer la titularidad de la misma, la Junta de Castilla y León reiteradamente viene incumpliendo sus compromisos con esta carretera ZA-102, incluida en el plan de carreteras; de manera que el proyecto de modernización, ensanche y de modificación del trazado se fue reduciendo para finalmente pasar de un presupuesto de 12 millones de euros a algo menos de 2,4, destinados exclusivamente a su señalización vertical y horizontal y capa de rodadura», aseguran.

Añaden que, en efecto, «el proyecto de la Junta de 2011 ascendía a 12.322.239,95 € y que contemplaba 24 variantes de trazado, siete muros de escollera en diferentes puntos y la ampliación de tres pontones, señalización y balizamiento. El proyecto contemplaba duplicar la calzada que actualmente tiene una anchura que oscila entre 3,50 y 4,50 metros, como ya informamos en octubre de 2017. Finalmente, el proyecto se redujo en 10 millones de euros y pasando a 2.482.661 €.  Con ello se redujeron las actuaciones a realizar en la misma, de manera que la ejecución de la parte castellana y leonesa se hacía sobre 22,135 kilómetros con una inversión total de 1,68 millones de euros y un plazo de ejecución de 16 meses. Por su parte, el tramo gallego comprendía una inversión aproximada de 800.000 euros para sus 8,5 kilómetros»

Señalan que, «finalmente, en la zona de Castilla y León se invirtieron 1.681.085,28 euros, mientras que la inversión en la zona gallega fue de 664.412,27 euros, un total de 2.345.497,55 euros para la ejecución de obras en la carretera de Porto (ZA-102 y OU-124) y de Barjacoba (ZA-101)».

La actuación solo afectó a la renovación del firme de la vía y a la señalización horizontal y vertical de la calzada. Las actuaciones se iniciaron en verano de 2019, pero no se actuó en los taludes, lo que, aseguran, está provocando desde entonces que, de vez en cuando, sobre todo en época de lluvias, que se produzcan desprendimientos del material pétreo y vegetal de los taludes hacia la carretera.

Ya en diciembre de 2020, al poco de haber terminado las obras, se desprendió uno de los taludes de la carretera ZA-102 de Porto de Sanabria, a raíz de las últimas lluvias, que provocaron la caída de la tierra. Así, en el presente otoño de 2023 se han producido graves desprendimientos de piedras, rocas, tierra y caída de árboles que han afectado y cortado parcialmente tramos de la calzada. Ello ha obligado a ralentizar la circulación y a extremar las precauciones.

En Porto el problema «se veía venir». Así lo han manifestado desde el Ayuntamiento de Porto y el vecindario, porque cuando se reformó la carretera (2019-2020) no se consolidaron los taludes sobre la vía, especialmente, entre el cruce de Barjacoba y el final de la carretera en las cercanías de Porto, el tramo «más abrupto» de todo el trayecto.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí