El Zamora visita hoy (20:30 horas) a la U.D. Extremadura para “probar” novedades de cara al sábado

Raúl Nieto. Llega el torneo del K.O. La Copa del Rey arrancó ayer su primera ronda de otra nueva edición en la que prima el partido único y el factor sorpresa. En esto último, el Zamora tratará de sumergirse. Porque, con la permanencia en un alambre, y teniendo claro que el partido importante es el del sábado, en la entidad rojiblanco tienen claro que se harán probaturas buscando que alguna sorprenda -para bien- y se asiente en el once de Yago Iglesias.

Por esta situación, se hace complicado adivinar cuál será el once del técnico gallego en tierras extremeñas. Donde más suena que pueda haber novedades es en la portería. De hecho, esta misma circunstancia se dio la pasada campaña, cuando David Movilla decidió dar minutos coperos a Martin Mapisa frente a la S.D. Logroñés, en detrimento de un Jon Villanueva que no estaba óptimo en sensaciones. El de Zimbabue repitió titularidad días más tarde frente al Villarreal y se mantuvo en el once hasta que una lesión en el Helmántico le apartó de los terrenos de juego.

Enfrente estará un Extremadura, a priori, hipermotivado por clasificarse para la segunda ronda. Se trata de una entidad en crisis económica, cuyos futbolistas fueron a huelga por no percibir nóminas desde hace meses, y que ya han llegado a un acuerdo con su club para salir libres en el mercado invernal a cambio de un reconocimiento de deuda. La clasificación supone un pellizco económico del que, seguramente, se verán beneficiados tras una temporada de problemas que no se solucionan.

Precisamente, en este pellizco económico, entra el debate de si esta tarde es el día de idóneo para superponer las probaturas a todo lo demás. A ocho puntos de distancia de la zona de permanencia, y con un equipo que carece de la pieza más cotizada en el mundo del fútbol como lo es el delantero resolutivo, una clasificación que dejará un ingreso de entorno a 30.000 euros, sumados a la taquilla frente a un rival de superior categoría en la segunda ronda, darían más que suficiente para abordar la llegada de un atacante de estas características. Aunque, no obstante, hay otros que prefieren ganar el sábado y volver a engancharse a una permanencia que se ha quedado demasiado lejos en el último mes.

Con todo ello, la afición rojiblanca sabrá la respuesta a partir de las 20:30 horas en el Francisco de la Hera, estadio que trae gratos recuerdos y que puede ser fundamental en el devenir más inmediato del club.