Supone un incremento de 10 millones respecto al ejercicio anterior

El pleno de la Diputación de Zamora ha aprobado hoy el presupuesto de este ejercicio, 75,5 millones de euros, lo que supone un incremento de 10 millones respecto al del pasado año, un dinero que llega sobre todo del Estado y también de la Junta a través del fondo Covid, según han recordado los grupos de la oposición, que han emitido su voto en contra.

Para IU, el presupuesto no cumple los criterios de crear empleo y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, hacia dónde se orientan las 40 enmiendas que ha presentado el grupo y que ha rechazado el equipo de gobierno. Laura Rivera, portavoz de IU, dice que es un presupuesto «nefasto» pero mejor que el del año pasado, precisamente, por el incremento que supone la aportación estatal. Es un presupuesto, dice Rivera, «que se olvida del empleo, sobre todo del empleo público, que es el que está en manos de la institución».

Voto también en contra del grupo socialista aludiendo a que se trata de un presupuesto que no tiene en cuenta las necesidades de los pueblos y que a lo largo del año se modifica tantas veces como requieren los planes del equipo de gobierno. Eduardo Folgado, portavoz socialista, señala que es un presupuesto «ficticio» y un «mero trámite».

El equipo de gobierno defiende el presupuesto elaborado de forma conjunta por PP y Ciudadanos porque, dice el portavoz José María Barrios, se ha hecho recogiendo, precisamente, las necesidades que han manifestado los alcaldes.

El portavoz del equipo de gobierno ha puesto como ejemplo de esa dedicación a las necesidades de la provincia el plan de carreteras que incluye este año numerosas actuaciones para terminar  con las carreteras que tienen riesgo asfáltico, renovar las señales , incrementar las vías donde hay barreras de seguridad para motoristas y, preferentemente, adecuar varios puentes: el de la carretera La Hiniesta, el puente de Santa Marta y el puente de Fresno a Pobladura, que con casi un kilómetro, es de los más largos de España.

El presidente de la Diputación, Francisco Requejo, ha defendido los que ha considerado los mejores presupuestos de la historia de la institución y ha destacado el hecho de que tengan un superávit de 27.000 euros y supongan un espectacular incremento de inversión.

Requejo ha destacado que son unos presupuestos que no tienen en cuenta los colores de los ayuntamientos y ha criticado a la oposición a la que ha acusado de “falta de altura de miras” por oponerse a unas cuentas que son buenas para toda la provincia.

El presupuesto ha contado con el voto a favor del alcalde de Toro, Tomás del Bien, alejado ya de la disciplina del que fuera su partido, el Partido Socialista.

El pleno ha aprobado también la plantilla de la diputación integrada por 408 funcionarios y 12 trabajadores eventuales y la creación de un nuevo área destinada al emprendimiento y la gestión de los fondos europeos.