Las instalaciones, que se encuentran en el palacio episcopal, serán ampliadas con cargo al presupuesto del próximo año

La Diputación de Zamora aportará 150.000 para llevar a cabo la remodelación del archivo diocesano, una cantidad que se reflejará en el presupuesto provincial del próximo año, según explica el presidente de la Diputación, Javier Faúndez

Los fondos servirán para recuperar las cubiertas, en las que hay goteras que pueden poner en peligro los fondos que son “un tesoro cultural y recogen buena parte de la historia de la provincia”, apunta, pero también para ampliar los espacios en los que se puedan ubicar después documentos de las iglesias de la provincia. “Hay una media de 25 tomos por parroquia”, señala. También se llevará a cabo la digitalización y se crearán salas para desarrollar el trabajo de investigación que habitualmente acoge el archivo, con una media de 5.000 visitas anuales.

El obispo de Zamora, Fernando Valera, señaló que en el archivo diocesano se encuentran los libros parroquiales de 350 parroquias de toda la diócesis de Zamora. “Es un lugar donde la investigación, la conservación y el tener todos los bienes de libros de la iglesia al servicio del pueblo, es un archivo abierto que queremos mejorar y hacer más efectivo”.

El director del archivo, Miguel Ángel Hernández, reconoce que el archivo está actualmente “saturado y no cabe casi un documento más”. En este sentido, añade, que dejar los libros sacramentales en los pueblos, donde cada vez vive menos gente, sin seguridad y sin las condiciones de conservación adecuadas “es un gran riesgo”. Se necesita, dice, tenerlos todos reunidos.

La ampliación de las instalaciones aprovechará los espacios que han quedado libres con el traslado a la calle Ramos Carrión de la vivienda del obispo y las oficinas diocesanas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí