Las restricciones afectan a 646 hectáreas de 9.000 parcelas en 45 ayuntamientos y la medida podría afectar a 323 puestos de trabajo y causar pérdidas económicas de entre 3 y 5 millones de euros a los ayuntamientos y a los particulares

El vicepresidente primero de la Diputación de Zamora, José María Barrios Tejero, y el vicepresidente tercero y diputado de Medio Ambiente, Javier Faúndez Domínguez, han mantenido hoy una reunión con alcaldes de los ayuntamientos afectados por las restricciones introducidas en el borrador del Plan Hidrológico de la Confederación Hidrográfica del Duero a la plantación de choperas en la provincia de Zamora.

El encuentro se ha celebrado en el Edificio de Usos Múltiples de Camarzana de Tera y ha contado con la presencia del director de la Asociación Española de Fabricantes de Tablero Contrachapado (AEFCON), Ignacio García Fernández, y la gerente de la Federación de Asociaciones Forestales de Castilla y León (FAFCYLE), Olga González Raposo, como representantes de la Plataforma Más Chopo.

José María Barrios ha expuesto que la Diputación presentará una moción en el Pleno que se celebrará este viernes para pedir a la Confederación Hidrográfica del Duero y al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico- de quien directamente depende-, a que atiendan los argumentos expuestos en las alegaciones técnicas presentadad y en las que se presentarán hasta que finalice el plazo el próximo mes de diciembre, y para que reconsideren una posición que causará graves daños en la economía y el empleo de la provincia de Zamora y, paralelamente, a las arcas municipales de los 45 ayuntamientos afectados en una medida que podría repercutir en los servicios públicos que prestan a sus vecinos.

Del mismo modo, la Diputación solicitará a la Confederación Hidrográfica del Duero y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico que permitan la plantación de choperas en Dominio Público Hidráulico cartográfico, con una distancia de 5 metros a la banda de vegetación natural próxima al cauce de aguas bajas, siguiendo el mismo criterio establecido en los casos de las Confederaciones del Ebro y del Miño-Sil.

En la reunión se ha puesto de manifiesto que la decisión de la Confederación Hidrográfica del Duero pondría en riesgo 323 empleos (se estima un puesto de trabajo estable por cada dos hectáreas plantadas) en el medio rural zamorano e importantes pérdidas económicas para los ayuntamientos afectados, estimadas entre 3 y 5 millones de euros anuales, en detrimento de las arcas municipales, en definitiva, en detrimento de la prestación de los servicios básicos que demandan y merecen los vecinos de nuestros pueblos.

Javier Faúndez ha recalcado que desde la Diputación de Zamora «no entendemos ni compartimos» que, en un contexto de emergencia nacional en la lucha contra la despoblación, la Confederación Hidrográfica del Duero adopte una medida que incide negativamente en la economía y el empleo del medio rural y que genera abandono y confrontación, sin aportar ningún beneficio, ni siquiera ambiental.

La provincia de Zamora dispone de un total de 6.600 hectáreas, incluidas las plantaciones de choperas de particulares. Las restricciones que pretende introducir la CHD afectarían a 646,14 hectáreas, que representan alrededor del 10 por ciento.

Son 45 ayuntamientos los afectados por la prohibición: Alcubilla de Nogales 1,74; Arcos De La Polvorosa 14,30; Arrabalde 9,89; Barcial Del Barco 17,59; Benavente 6,70; Breto 12,33; Bretocino 6,60; Burganes de Valverde 32,47; Cañizal 1,05; Calzadilla de Tera 14,85; Camarzana de Tera 14,10; Castrogonzalo 8,47; Coomonte de la Vega 2,51; Coreses 9,16; Fresno de La Polvorosa 1,70; Fuentes de Ropel 28,37; Granucillo 1,88; La Bóveda de Toro 29,33; Maire de Castroponce 3,99; Manganeses de la Polvorosa 6,17; Melgar de Tera 1,34; Micereces de Tera 32,86; Milles de la Polvorosa 50,06; Morales de Rey 4,35; Navianos de Valverde 3,11; Peleagonzalo 0,72; Pobladura del Valle 3,21; Quiruelas de Vidriales  2,73; San Cristóbal de Entreviñas 7,43; Santa Colomba de Las Monjas 16,9; Santa Cristina de La Polvorosa 6,85; Santa María de la Vega 6,31; Santibáñez de Tera 27,41; Toro 2,19; Vadillo de la Guareña 7,97; Vega de Tera 3,44; Villabrázaro 14,12; Villabuena del Puente 4,84; Villaferrueña 0,77; Villamor de los Escuderos 0,57;  Villanazar 9,66; Villanueva de Azoague 57,67; Villaralbo 152,46; Villaveza del Agua 4,01; y Zamora 1,89.

Finalmente, se ha concluido que de seguir adelante los planes de la CHD se podrían deslocalizar empresas debido a la ausencia de materia prima, con la consiguiente pérdida de competitividad de las empresas y la subida de precios que repercutiría en el consumidor, en un sector como el del contrachado en el que España es puntera a nivel internacional.