Las obras tienen un plazo de ejecución de seis meses

El vicepresidente tercero de la Diputación de Zamora y diputado de Medio Ambiente y Obras Municipales, Javier Faúndez Domínguez, el diputado por la comarca de Sanabria-La Carballeda, Ramiro Silva Monterrubio, y el alcalde del Ayuntamiento de Manzanal de los Infantes, Alexander Bolibar Gamiz, acompañados miembros de la corporación municipal y por técnicos del Área de Obras de la Institución Provincial, han replanteado recientemente las obras para la construcción de un nuevo depósito y la mejora del abastecimiento en Lanseros, adjudicadas a la empresa Construcciones y Obras Públicas Los Peperrines S.L, con un presupuesto de 61.454,92 euros y un plazo de seis meses para la ejecución de los trabajos.

El Ayuntamiento de Manzanal de los Infantes pidió auxilio a la Diputación ante las deficiencias en el servicio de abastecimiento de agua en el anejo de Lanseros debido a la diferencia de cotas de las viviendas de los barrios situados a un lado y al otro del río Negro a su paso por el municipio carballés con los consiguientes problemas de presión de agua.

El Ayuntamiento instaló en su día un hidropresor, ubicado a continuación de un pequeño depósito, pero durante estos años ha tenido muchos y variados problemas ya que las conducciones en un primer momento no podían aguantar tal diferencia de presión y, una vez cambiadas las tuberías, los consumos eléctricos son muy elevados para el poco caudal que suministran a las viviendas habitadas situadas en la parte superior, más alejada y elevada respecto al citado depósito.

Por ello, el Ayuntamiento realizó el estudio de posibilidades para mejorar el abastecimiento mediante un depósito que, una vez lleno, pudiera dar un caudal constante y solucionar los problemas de manera definitiva.

El nuevo depósito será de planta rectangular, de 6 metros de largo por 4 de ancho y 3 metros de altura.

Se instalará tubería de distribución de las mismas características de la impulsión desde el nuevo depósito hasta la localidad y su conexión a la red general de distribución.

Asimismo, se colocarán válvulas reductoras de presión en la zona intermedia, para evitar que las conducciones de las viviendas de la parte bajan de la localidad sufran roturas debido al aumento de presión que se va a producir.