Aseguran que si hubiese alguna negligencia, procederán «a resolver el contrato con la empresa de manera inmediata»

El suceso ocurrido ayer a la altura de la localidad leonesa de Boñar, donde un autobús que transportaba a escolares de un centro educativo de Benavente estuvo a punto de caer a un embalse tras chocar con el quitamiedos, ha supuesto un susto para prácticamente toda la ciudadanía de la provincia.

El accidente ha traído la preocupación también a la Diputación Provincial, y Javier Faúndez, su presidente, ha mantenido una reunión hoy a primera hora con el Diputado de Deportes y Juventud, Juan del Canto, con el fin de esclarecer qué ocurrió en la vía para llegar a ese desenlace en el que, afortunadamente, no hubo que lamentar nada más allá del susto.

En dicha reunión, se ha decidido iniciar una investigación desde el propio área para desvelar cuáles han sido las causas. Aseguran que «no nos consta oficialmente que haya sido un problema de conducción temeraria», pero dejan la puerta abierta, dentro de la elucubración y no de la certeza, la posibilidad de los neumáticos en mal estado del vehículo.

Por ello, si esta posibilidad fuese cierta, Faúndez ha segurado que «se iniciarían de inmediato los trámites para resolver el contrato con la empresa, porque en los pliegos se marca que los viajes han de hacerse en las mejores condiciones. Además de la investigación, también se pedirán todas las explicaciones pertinentes a esta empresa encargada de realizar el viaje.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí