Numerosos alumnos consideran que la prueba de acceso a la universidad de este año ha sido en general más sencilla que en cursos anteriores aunque también hay estudiantes que se han quejado de la dureza de las pruebas

Cuando los últimos alumnos realizan todavía este viernes las pruebas de la fase específica destinada a subir nota, lo que sí parece cierto a la vista de las opiniones que numerosos alumnos nos han trasladado a ZAMORA 3.0 es que la EBAU de este año, por lo menos algunas de las pruebas,  ha sido en general más sencilla que en cursos anteriores.

Pese a las quejas de algunos alumnos, lo cierto es que en el Campus Viriato la opinión generalizada es que los exámenes no han tenido la dificultad de otros años. Los alumnos que han preparado la EBAU de este curso realizando los exámenes de años anteriores han podido constara que algunas pruebas han sido menos complejas que en el pasado. Incluso, el siempre temido examen de Matemáticas, que otros años suponía una verdadera tortura para muchos estudiantes, este año, señalan,  ha sido más fácil de lo habitual. Han sido varios los alumnos pertenecientes a institutos zamoranos los que han colgado en redes sociales mensajes para ‘celebrar’ la sencillez de los problemas planteados y para dar las gracias a los profesores por haber bajado el nivel de las pruebas.

Lo mismo ocurre con las pruebas de Física, Historia y Lengua, que tampoco parecen haber sido tan complicadas como otros años a juzgar por las opiniones de algunos alumnos.

La polémica de este año, de todas formas, ha afectado sobre todo a la prueba de inglés, que en esta ocasión tenía un error en el planteamiento de una de las preguntas. Error que no supondrá sin embargo problema alguno para los alumnos que recibirán la máxima valoración en esa pregunta independientemente de la respuesta elegida.