Cunde la indignación entre los vecinos ante la decisión de Telefónica de cortar el servicio

San Vicente de la Cabeza acaba de dar un salto en la historia, pero hacia atrás, para situarse como un pueblo zamorano de mediados del siglo pasado. Esta sin teléfono, sin Internet, incomunicado del resto del mundo tras la decisión de telefónica de cortar el servicio que venía prestando a través de las líneas de cobre.

Un corte que incomprensiblemente se ha ejecutado antes de poner en marcha el servicio de telefonía e internet mediante fibra óptica.

Este jueves el alcalde de la localidad, Fernando González, ha mostrado en público su indignación. “Nos vemos obligados a cerrar el Ayuntamiento, de dejar de trabajar, de prestar servicios a los vecinos, sin teléfono no podemos hacer nada”, ha asegurado.

En unos tiempos en los que todo se resuelve a través de internet, de administración electrónica y de comunicación entre ciudadanos e instituciones vía telemática,  San Vicente de la Cabeza se queda aislado del resto del mundo sin que los vecinos puedan hacer nada.

“Nos está ayudando la Junta, la Diputación y la Subdelegación, pero no hay nada que se pueda hacer con estas empresas”, ha señalado el alcalde.

Según ha relatado Fernando González, la instalación de la fibra está pendiente desde hace dos años sin que hasta la fecha la empresa haya hecho nada en este sentido.

El presidente de la Diputación, Javier Faúndez, ha mostrado su enfado con respecto a este tipo de comportamientos por parte de las empresas, que ejecuten portabilidades pero sin poner en marcha el servicio que viene a sustituir al anterior. “No pueden cortar la línea de cobra sin poner en marcha la fibra”, ha subrayado.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí