Actualmente se mantienen abiertas tres operaciones para localizar a otros tantos desaparecidos desde el año 2016

La Fundación Caja Rural de Zamora ha donado un dron a la Guardia Civil que se utilizará para buscar a personas desaparecidas en la provincia.

Según explica el teniente coronel de la Guardia Civil de Zamora, Héctor David Pulido, hasta ahora, cuando se necesitaba un dron, se pedía a empresas y asociaciones que disponen de este tipo de material, lo que obligaba siempre a estar pendiente de su disponibilidad y de sus características técnicas. A partir de ahora, se cuenta ya con un equipo estable a disposición del cuerpo en la provincia “que va a permitir potenciar su uso”..

El dron pasará a formar parte del equipo Pegaso de la Comandancia de Zamora, una dotación que se creó hace dos años en la provincia. Con este material, añade, “se va a conseguir reducir mucho los tiempos de respuesta, porque en cuanto se active un protocolo de búsqueda enseguida se puede tener el dispositivo en marcha”.

El dron cuenta con una cámara térmica, un elemento que se considera especialmente importante para la búsqueda de personas vivas durante la noche o con malas condiciones de visibilidad.

El director general de Caja Rural de Zamora, Cipriano García, manifiesta la disponibilidad de la entidad a colaborar con las necesidades que tiene la provincia y apunta que este material va a ser útil en una provincia con un alto índice de desapariciones debido a la avanzada edad de la población “Con que este dron sirva para salvar una vida, ya habrá valido la pena la inversión que se haya podido hacer”.

El jefe de la Comandancia de Zamora señala que en estos momentos se mantienen abiertas tres operaciones para tratar de localizar a otras tantas personas desaparecidas, ya que “la Guardia Civil nunca da por cerrada una búsqueda hasta que no aparece la persona o al menos unos restos que se puedan entregar a la familia”. Se trabaja actualmente para localizar al desaparecido en marzo del año pasado en Figueruela de Arriba, otro más en Gallegos del Campo y, el más antiguo, en el año 2016 en Cubillos.