Unos 30 jóvenes llegados de todo el país todavía permanecían en la zona

La Guardia Civil ha desalojado este domingo por la tarde a los jóvenes que desde ayer participaban en una fiesta ilegal convocada a través de las redes sociales en Vime de Sanabria.

El desalojo se ha llevado a cabo con una orden judicial que ha permitido a los agentes identificar a los jóvenes acampados en las inmediaciones del pueblo y en algunos casos multarlos por conductas incorrectas como no guardar distancias de seguridad o no usar mascarillas.

Según ha informado este domingo el subdelegado del Gobierno, Angel Blanco, a estas alturas los agentes de la Guardia Civil han tenido que desalojar a una treintena de jóvenes, aunque durante todo el fin de semana un fuerte dispositivo de seguridad ha hecho que los acampados sintieran constantemente “ en la nuca el aliento” de los agentes de la Guardia Civil que no ha levantado la vigilancia de la zona ni un solo momento.

Blanco ha señalado que la fuerte presencia policial ha impedido que se produjera “el efecto llamada” y que a la zona llegarán aún más jóvenes atraídos por la convocatoria en redes sociales.

El subdelegado ha criticado con dureza estos hechos y ha asegurado que los jóvenes habían mostrado una conducta impropia del momento y totalmente insolidaria. Ha agradecido igualmente el subdelegado la colaboración de los vecinos de la zona que en todo momento han mostrado su apoyo a los agentes y han criticado la actitud incívica de los acampados.