Los artefactos fueron encontrados por una particular en el interior de un habitáculo dentro una vivienda

Una vecina de la localidad de Morales de Toro puso ayer en conocimiento de la Guardia Civil de Zamora el hallazgo de lo que parecía ser unos artefactos explosivos, encontrados en el interior de una vivienda propiedad de la familia.

Ante esta situación se activó el protocolo de seguridad establecido, desplazándose hasta ese lugar componentes de seguridad ciudadana de Toro, con el fin de asegurar el lugar de la aparición de los artefactos localizados, hasta su comprobación y valoración por miembros del Equipo EBYL (Equipo de Búsqueda y Localización) de la Comandancia de Zamora.

Una vez realizada una primera valoración, se certificó que se trataba de dos granadas de mano italianas de la época de la Guerra Civil, denominadas como OTO y BREDA ambas del modelo 35.

Debido al buen estado que se encuentran y con todos los elementos de fuego (detonador y carga iniciadora, pasadores de seguridad, carga explosiva, percutores, etc.), se solicitó la presencia del Grupo GEDEX de la Guardia Civil (Grupo de Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos) para llevar a cabo la destrucción controlada de los artefactos.

Todo este tipo de proyectiles o artefactos hallados casualmente, representan un gran riesgo para las personas si se manipulan. Por ello, la Guardia Civil aconseja y recomienda no tocarlos nunca, señalar el lugar de la aparición para poderlo reconocer posteriormente y dar aviso a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

La Guardia Civil recuerda que “en caso de aparición en un domicilio, en ningún caso se debe trasportar dichos objetos para dejarlos o abandonarlos en otros lugares, limitándose a avisar y esperar la actuación de los especialistas”