Se incautaron 228 kilogramos de picadura de tabaco con origen en Portugal destinado a su comercialización en Bélgica

La Guardia Civil interceptó la semana pasada un vehículo conducido por un hombre de nacionalidad egipcia con residencia en Portugal en la N-620 dentro del término municipal de la localidad zamorana de Cañizal. Al realizar un registro del coche los agentes hallaron en el maletero 34 cajas de cartón con envases individuales de un kilogramo, conteniendo en su interior picadura de tabaco, concretamente el utilizado para su consumo en shisha o cachimba de diferentes sabores, así como 24 envases sueltos, arrojando un peso total de 228 kilogramos de labores del tabaco.

El conductor no logró aportar la documentación preceptiva para realizar el transito intercomunitario de la mercancía sujeta a legislación especial para su transporte.

Por todo ello, se procedió a levantar acta-denuncia al incurrir en una infracción tipificada en Art. 19 de la Ley de Impuestos Especiales y al decomiso de las labores del tabaco intervenidas y remitidas a la Delegación de Economía y Hacienda en Zamora.