El vehículo llevaba 33 escolares de un colegio de Benavente cuando estuvo a punto de precipitarse al embalse

Efectivos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de León han investigado a una conductora, como presunta autora de un delito de conducción temeraria. Los hechos se refieren al siniestro vial ocurrido el día 3 de marzo en las proximidades de la localidad de Boñar (León). En el autobús viajaban escolares de un colegio de Benavente.

El accidente consistió en una salida de vía de un autobús escolar, en el cual viajaban 27 menores y 6 adultos. Debido a la alta velocidad para las condiciones de la vía, la cual estaba cubierta por nieve y hielo, la conductora perdió el control del autobús en una curva hacia la derecha. El vehículo cruzó el carril contrario y continuó su trayectoria deslizándose sin control durante 25 metros a través de una explanada adyacente a la vía, la cual se trata de un aparcamiento que en ese momento no estaba ocupado por ningún vehículo.

El autobús alcanzó su posición final al chocar contra la barrera de protección metálica que limita el citado aparcamiento, desprendiendo 10 tramos de la misma y quedando retenido en uno de ellos a escasos centímetros de despeñarse por la ladera del embalse del Porma (León).

Tras analizar el estado de la vía y de la conducción, se lleva a cabo la investigación por conducción temeraria, dado que se considera que la velocidad a la que circulaba el autobús escolar con la calzada cubierta de nieve era muy superior a la debida y que con ello puso en grave riesgo a sus ocupantes.

Las diligencias instruidas han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Cistierna (León).

Se recuerda la obligación de extremar la precaución en condición con circunstancias meteorológicas adversas y de adecuar la velocidad del vehículo al estado de la vía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí