La dinámica empresarial actual promueve una ardua competencia con cambios constantes en el negocio, por ello contar con una asesoría especializada se ha convertido en una necesidad imperiosa para el éxito de cualquier empresa. Esta necesidad se vuelve aún más importante en el caso de las empresas familiares, donde la conjunción entre lo empresarial y lo familiar añade un nivel de complejidad adicional.

En específico en una empresa familiar se cree que en la fortaleza de la unidad se puede afrontar cualquier reto, sobre todo en las empresas con generaciones heredando el negocio. Sin embargo, contar con asesoría fiscal y financiera, por ejemplo, puede traer como principal beneficio la optimización de los recursos y la disminución de riesgos.

En ese sentido, se aborda a continuación los beneficios que tiene para una empresa familiar, contar con asesoría externa para tener un negocio más sano y rentable en el tiempo.

Importancia de la asesoría para las empresas

Las empresas, independientemente de su tamaño o sector, enfrentan una serie de desafíos en su proceso de crecimiento. La competencia, las regulaciones cambiantes, las fluctuaciones del mercado y las nuevas tecnologías son solo algunos de los obstáculos que deben superar para lograr el éxito. La asesoría puede ser un aliado invaluable para ayudar a las empresas a navegar por estos desafíos y alcanzar sus objetivos.

Por supuesto, antes de contratar un asesor externo se debe tener en cuenta los siguientes aspectos de la empresa familiar:

● Razón de ser de la organización.
● Misión.
● Visión
● Valores de la empresa.

Cuatro aspectos que parecen muy sencillos, pero que se deben tomar en cuenta al momento de sentarse con un asesor y plantear las situaciones. Después de todo, estos aspectos dan una idea, tanto al asesor como a los socios, de hacia donde apunta la empresa y cuáles son las decisiones que hay que tomar para corregir o afianzar el rumbo.

Beneficios de la asesoría para empresas:

La adecuada asesoría para las empresas siempre traerá beneficios para su crecimiento y escalabilidad. Algunos de estos beneficios pueden ser:
Mejora en la toma de decisiones: la asesoría proporciona a las empresas acceso a información y experiencia especializada, lo que les permite tomar decisiones más acertadas y bajo un criterio más universal en los negocios.
Optimización de recursos: la asesoría permite que las empresas identifiquen en qué áreas pueden mejorar su eficiencia, trayendo como consecuencia la optimización de los procesos y del uso de sus recursos.
Reducción de riesgos: la asesoría puede ayudar a las empresas a identificar a tiempo los riesgos potenciales, financieros y operativos. Estableciendo así una actitud proactiva ante los escenarios posibles.
Acceso a nuevas oportunidades: la asesoría puede ayudar a las empresas a identificar nuevas áreas de oportunidad para invertir.
Mejora en el desempeño financiero: la asesoría también puede ayudar a las empresas a optimizar su desempeño financiero, implementando mejores procesos de gestión fiscal y contable.

Asesoría estratégica para el éxito de las empresas familiares

La famosa frase de “los tiempos cambian” es una realidad con la que lidian las empresas familiares. En una empresa que ya es dirigida por su cuarta generación familiar, muy probablemente ya ha cambiado la forma de hacer marketing, los proveedores, la política, la economía y una serie de factores externos que no son controlables por ningún miembro de la empresa.

El reto de las empresas familiares está en cómo hacer frente a todos los factores externos cambiantes para preservar los intereses familiares y mantenerse apegados a su misión, visión y valores.

Estos aspectos, sumados a la importancia de la comunicación y la colaboración entre los miembros de la familia, requieren un enfoque de asesoría especializado.

Estos son algunos de los beneficios de contar con asesoría empresa familiar Lideralt :
Planificación de la sucesión: la asesoría puede ayudar a las empresas familiares a desarrollar un plan de sucesión efectivo que garantice la continuidad del negocio a través de las generaciones, resguardando los intereses y objetivos en común.
Gestión del patrimonio familiar: la asesoría puede ayudar a las empresas familiares a gestionar su patrimonio de manera eficiente y a protegerlo de riesgos potenciales.
Cohesión familiar: la asesoría puede ayudar a las empresas familiares a resolver conflictos de manera efectiva y a mantener la armonía familiar para garantizar la continuidad del negocio.
Planificación y optimización fiscal: una correcta asesoría brinda un estudio de los beneficios fiscales asociados al Impuesto sobre Patrimonio. Así como también en el impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. Brindando una correcta gestión tributaria de la empresa, para sus socios y administradores.
Comunicación y colaboración familiar: la asesoría puede ayudar a las empresas familiares a mejorar los canales de comunicación y la colaboración entre los socios.

¿Cómo elegir la asesoría adecuada para una empresa familiar?

Al elegir una asesoría para una empresa familiar, es importante considerar una serie de factores, tales como la experiencia de la firma en el asesoramiento a empresas familiares, la calidad de sus servicios, y la compatibilidad con la cultura de la organización y sus valores.

Después de todo, un asesor es una figura de la cual se oyen recomendaciones que pueden resultar oportunas y en ocasiones incómodas para algunos socios. Lo importante aquí es recordar siempre que todo se trata del bienestar de la empresa familiar y su continuidad y escalabilidad en el tiempo.

Para contratar un asesor se debe estar plenamente consciente de que se deben seguir sus consejos y recomendaciones, después de todo, son los expertos en la materia, siempre querrán el bienestar del negocio que asesoran. Entender esto, garantiza un agradable proceso de mejora continua para las empresas familiares.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí