El peligro alto de incendios durará desde el 27 de junio hasta el 30 de septiembre según una orden del BOCYL del 22 de junio

El Ejecutivo autonómico aplica desde lunes el peligro alto de incendios, cuatro días antes del 1 de julio, la fecha que habitualmente marca el inicio del periodo de peligro alto. En la orden explica que «con carácter general la época de peligro alto de incendios forestales abarca los meses de julio, agosto y septiembre, donde las circunstancias meteorológicas, incrementan notablemente el peligro de incendios». No obstante, añade, «a lo largo del año, pueden producirse circunstancias de prolongada sequía que aconsejen ampliar la época de peligro alto o declarar nuevas épocas de peligro alto».

Contra la presente orden, que pone fin a la vía administrativa, puede presentarse recurso de reposición en el plazo de un mes ante el consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, o bien directamente recurso contencioso administrativo ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) en el plazo de dos meses. Ambos plazos se computarán a partir del día siguiente al de su publicación en el Bocyl.