Se ampliará el Observatorio de Precios de los productos agrarios para convertirlo en el Observatorio de la Cadena Alimentaria

Castilla y León y Galicia coinciden a la hora de mostrar su preocupación con la situación por la que atraviesa el sector primario en general y con los ganaderos en particular, por el importante incremento de los costes de producción, materias primas que forman la base de la alimentación del ganado, costes energéticos, así como los costes repercutidos en otros materiales y servicios que necesitan. Así lo han señalado hoy los consejeros de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de castilla y León, Jesús Julio Carnero, y el consejero del Medio Rural de la Xunta de Galicia, José González, en una reunión de trabajo celebrada en Valladolid que ha servido para analizar la delicada situación del sector primario.

Ambos han coincidido en la necesidad de mayor implicación y coordinación de todas las administraciones, y lamentan la negativa de la Comisión Europea ante las demandas de los Estados miembros a la necesidad de participar en una actuación coordinada para frenar el incremento de los costes, como se ha puesto de manifiesto en el Consejo de Ministros de la Unión Europea de esta semana.

También esta semana la ley de la cadena alimentaria ha sido ratificada en el Senado y hubiera sido una buena oportunidad para poder mejorar el articulado de la misma en los aspectos que el propio sector ha demandado y que figuran en múltiples enmiendas que se habían presentado, especialmente en lo relativo a la venta a pérdidas.

Carnero ha destacado la necesidad de tener un buen paraguas legal que dé cobertura a las relaciones del sector productor con otros eslabones de la cadena alimentaria, pero también es necesario ofrecer a nuestros productores herramientas que faciliten el análisis de su explotación en términos de rentabilidad y además que tengan asesoramiento de especialistas para no enfrentarse a datos fríos, en algunos casos difíciles de interpretar. La Consejería está inmersa en este trabajo con herramientas que ya se pueden utilizar por los ganaderos de Castilla y León en el sector lácteo.

El encuentro de trabajo también ha servido para intercambiar impresiones y experiencias entre ambos gobiernos autonómicos, todas ellas relacionadas con el apoyo al sector primario para mejorar su competitividad. Y en él se ha acordado que ambas Consejerías formalizarán un grupo de trabajo para intercambiar el modelo de gestión de las aplicaciones puestas en marcha en ambas Comunidades Autónomas, avanzando así en la profesionalización del sector.

Conta Láctea en Galicia y la Red de explotaciones de leche en Castilla y León

En este encuentro, el conselleiro José González ha expuesto el funcionamiento y las utilidades que ofrece la aplicación informática Conta Láctea elaborada por la Xunta.

Se trata de una herramienta creada por el Gobierno gallego que permite a los ganaderos calcular sus inversiones y costes de producción, con el fin de concretar cuánto cuesta producir un litro de leche y a qué precio se puede vender. Este instrumento tiene como principal objetivo ayudar a los productores de leche en la negociación de sus contratos con la industria.

En esta misma línea, Carnero ha explicado a su homólogo que la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural tiene dos herramientas al servicio de los ganaderos de vacuno de leche y de ovino-caprino, totalmente gratuita y con acceso a través de la web de la Consejería. Estas herramientas permiten una triple utilización: en primer lugar, simular los costes de producción individual de cada ganadero para su modelo de producción y compararlo con la media de su tipología de explotación, en segundo lugar, obtener un asesoramiento con personal especializado para poder mejorar su propio modelo, y la tercera utilidad es poder acceder a un análisis personalizado de la utilización de la energía en la explotación, todo ello con el objetivo de optimizar sus resultados económicos. Tanto Carnero como José González han indicado que “ahora más que nunca estas herramientas se ven imprescindibles porque  la subida de diferentes partidas está repercutiendo de forma muy negativa con un  incremento de los costes de producción para toda la actividad económica y, de manera particular, para el sector primario, perjudicando especialmente a los ganaderos”. Por eso, han reiterado, “es preciso actuar de inmediato con el sector”.

Del Observatorio de Precios al Observatorio de la Cadena Alimentaria

Carnero ha destacado también que la Consejería está inmersa en un importante proyecto que facilite la transparencia en las transacciones en el sector agrario. Actualmente el sector primario ya dispone en Castilla y León del Observatorio de Precios, disponible en la web de la Consejería. Nuestra Comunidad fue pionera en España en este proyecto y ahora se pretende dar otro paso más. Este Observatorio se va a transformar en el Observatorio de la Cadena Alimentaria que recogerá precios al consumo y estudios de mercado y sectoriales. Con el nuevo Observatorio, el sector y la sociedad en general va a poder conocer lo que aporta el sector agrario en la alimentación y cómo repercute en el consumo estos productos básicos.