Las actuaciones de los solicitantes van dirigidas a la mejora de pastos para la ganadería y a la prevención de incendios

La Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio destina a la provincia de Zamora en ayudas silvopastorales más de 8,5 millones de euros que se están ejecutando desde el 2018 hasta el próximo año, 2025, que será cuando se convoquen las nuevas ayudas. Dichas ayudas están centradas en superficies de propiedad particular destinadas al pasto de una ganadería. Todos los trabajos de gestión forestal conllevan acciones a medio y largo plazo, por lo que la ayuda tiene un período de ejecución de 5 años.

La delegada territorial de la Junta, Leticia García, ha destacado en la presentación del balance de las ayudas silvopastorales que “son una iniciativa que conjuga, por una parte, la realización de tareas forestales de desbroce de las especies menos deseables desde el punto de vista forestal y la puesta a disposición de la ganadería de pastos de calidad; por otro lado, como está bien demostrado, la ganadería extensiva, además de un factor de gran importancia en la riqueza agropecuaria del medio rural, es un medio muy eficaz en la prevención de incendios forestales”.

Leticia García ha señalado que “para facilitar el manejo del ganado, además de los desbroces se ejecutan otras actuaciones, como cerramientos y pasos canadienses para mantener el ganado en el interior de las parcelas; mangas ganaderas y cancillas para facilitar la carga y descarga de los animales, así como los tratamientos sanitarios y puntos de agua, que sirven tanto como abrevadero del ganado como para la fauna silvestre”. Asimismo, ha añadido la delegada que “el importe total de las ayudas se aproxima a los 8 millones y medio de euros desde 2018, con una superficie de desbroce en torno a las 10.000 hectáreas, lo que supone casi el 2 % de la superficie forestal provincial”.

Figueruela de Arriba, ejemplo de los trabajos silvopastorales

La responsable de la Junta de Castilla y León en Zamora ha puesto de ejemplo el municipio de Figueruela de Arriba, ya que presenta una de las actuaciones más llamativas en su conjunto. Así, se trata de un desbroce de 65,74 hectáreas, que forma parte de una explotación ganadera de vacuno, cuyas parcelas presentaban gran abundancia de matorral, que resultaban muy difíciles de aprovechar por parte del ganado, por lo que se realizaron desbroces que no solo han mejorado el pasto, sino que mejora la biodiversidad, las condiciones para el desarrollo de la zona arbolada del monte, a la vez que supone una disminución del riesgo de incendios forestales, tanto de su generación como para la propagación, al crear discontinuidades en la vegetación que dificultan el avance del fuego en caso de producirse.

Finalmente, Leticia García ha destacado que “los trabajos realizados en Figueruela de Arriba no solo han mejorado el pasto para el ganado, sino que más importante es que   las inmediaciones del núcleo urbano de Figueruela se han limpiado para que en caso de incendio forestal se facilitan las tareas de extinción y, por ende, se mejora la seguridad de personas y edificaciones”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí