Asegura que se está utilizando el incendio para hacer reivindicaciones laborales

El director general de Patrimonio Natural y Política Forestal de la Junta de Castilla y León, José Ángel Arranz ha comparecido este jueves para rendir cuentas por la gestión del incendio de La Culebra, envuelta en la polémica desde hace vas jornadas.

Arranz ha pedido respeto para los trabajadores que se jugaron la vida en el operativo de extinción y ha criticado que se haya puesto en duda su profesionalidad. Ha rechazado además que el resultado del incendio hubiera sido diferente con todo el operativo desplegado dado que se trataba de un fuego contra el que no se podía apenas actuar por la velocidad del viento y las características del terreno.

Para el director general de la Junta, buena parte de las reivindicaciones escuchadas estos días tienen más que ver con reivindicaciones laborales que con lo ocurrido realmente en la Sierra de La Culebra.

Arranz felicitó a los trabajadores que participaron en el operativo de extinción dado que consiguieron salvar buena parte de la sierra a pesar de que las condiciones fueron extremadamente difíciles.

Acompañando a Arranz comparecieron Ángel Sánchez, jefe de servicio de Defensa del Medio Natural, y Enrique Rey, responsable del Centro de Defensa contra el Fuegp, que incidieron en las difíciles condiciones meteorológicas que condicionaron la evolución del incendio. “Vientos excepcionalmente fuertes y cambiantes” unidos a una masa forestal de enormes proporciones y una orografía complicada supusieron una combinación imposible de superar.

Ambos técnicos, con décadas de experiencia, reconocieron que en toda su trayectoria nunca se tuvieron que enfrentar a un incendio de estas características ni poner sobre el terreno un operativo de estas dimensiones.

El trabajo, durante varias jornadas, y ya con un operativo espectacular, apenas pudo limitarse a defender las poblaciones y tratar de frenar el avance de las llamas en los sitios más sensibles, debido a la virulencia del fuego y la velocidad del viento.