Impulsará también una serie de ayudas a la Hostelería para realizar las instalaciones y garantizar esta actividad durante el otoño y el invierno

La Junta de Castilla y León facilitará la instalación de estufas, cortavientos y sombrillas en las terrazas para apoyar a la Hostelería de la Comunidad. Desde hace semanas, el Gobierno autonómico, con su presidente, Alfonso Fernández Mañueco, al frente, lleva trabajando en dos medidas principales y que han sido objeto de estudio en el último Consejo de Gobierno.

En primer lugar, la Junta, a través de la Comisión Territorial de Patrimonio en cada una de las provincias, está agilizando la autorización de estos elementos móviles en Ciudades Patrimonio de la Humanidad y conjuntos históricos, como Salamanca y Ciudad Rodrigo, donde están ya aprobadas.

Además, esta autorización por parte de la ponencia técnica de la Comisión Territorial de Patrimonio no será necesaria cuando la ciudad o el municipio cuente con un Plan de Gestión o de Protección del Conjunto Histórico donde se establecen ya las características de este mobiliario.

En segundo lugar, la Junta de Castilla y León convocará también una serie de ayudas a la Hostelería para realizar las instalaciones en las terrazas y garantizar la actividad durante el otoño e invierno.

Estas medidas se enmarcan en el compromiso del Gobierno de Castilla y León para apoyar a uno de los sectores económicos más golpeados por la pandemia del coronavirus.