Las obras irán destinadas a reparar y sanear 12 kilómetros de esta vía con un extendido de una capa de 5 cm de aglomerado en el primer tramo y en el segundo, un doble tratamiento superficial del recorrido

La delegada territorial, Clara san Damián, ha visitado las obras de mejora y renovación de 12 kilómetros del firme de la carretera autonómica ZA-902 en el tramo que parte de la localidad de Fonfría en dirección Tábara, con una inversión de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente superior a 250.000 euros cuyo objeto consiste en mejorar la seguridad vial y la movilidad entre estos municipios.

Junto a la delegada territorial han acudido el alcalde de Fonfría, Sergio López, el alcalde de Losacino, Eloy Viñas, la alcaldesa de Vegalatrave, Mª Isabel Álvarez y técnicos de Fomento para destacar este tipo de intervenciones. Las obras de mejora y renovación de los 12 kilómetros han consistido en el extendido de una capa de 5 cm de aglomerado en el primer tramo y en el segundo, un doble tratamiento superficial del recorrido.

El proyecto ha contado con dos intervenciones, la más reciente en la que se ha realizado un doble tratamiento superficial en el recorrido y un riego de protección de la vía de 10 kilómetros ya que presentaba un estado de deterioro avanzado, aunque sin problemas estructurales, debido a las inclemencias meteorológicas del invierno pasado.

Anteriormente, las primeras obras realizadas en marzo, consistieron en el extendido de una capa de 5 centímetros de aglomerado en el primer tramo de 2 kilómetros, por registrar un mayor tráfico y por las características de su trazado, aunque de forma previa las cuadrillas de bacheo trabajaron en esta carretera para regularizar el firme de los tramos que lo necesitaban.

Al mismo tiempo, se ha considerado necesario también incluir una serie de actuaciones encaminadas a la mejora de la seguridad vial, consistentes principalmente en la renovación de la señalización ya existente. Con el fin de causar las mínimas molestias se optó por no cortar la vía durante la ejecución de las obras, por este motivo se pidió especial precaución a los conductores hasta que finalizara la ejecución de toda la obra, incluido el pintado.

El final de la obra ha consistido en la sustitución de la intersección con la ZA-P-1405 (Carretera de Carbajales y Mahide), por un sistema de glorieta partida que en general va a mejorar las condiciones de seguridad, pero que podría suponer un cierto cambio en las costumbres de los usuarios habituales de la vía, por lo que igualmente se recuerda la necesidad de precaución.

La delegada territorial, Clara San Damián, ha declarado “la Junta continúa invirtiendo en la vertebración y movilidad de la provincia con la adecuación y mejora de la red de carreteras tanto de los grandes ejes regionales como de carreteras con menor tráfico, como es el caso de la ZA-902, pero imprescindibles para la accesibilidad de las zonas rurales. En la Red Autonómica de Carreteras seguirán realizándose obras y saneamientos destinados a conseguir las mejores condiciones de uso y garantizar la seguridad de todo el tráfico que haya en ellas”.