Igea anuncia que durante los próximos meses las medidas se “revisarán cada quince días”

La desescalada no dará comienzo en la región hasta que las UCI de la comunidad no estén por debajo de un nivel de ocupación del 35%. Así lo ha confirmado este lunes el vicepresidente de Gobierno, Francisco Igea, que ha asegurado que a pesar de que la pandemia comienza a remitir, lo cierto es que la presión asistencial sigue siendo muy alta colocando a los hospitales sin capacidad para asumir una cuarta ola.

Igea ha explicado que la relajación de las medidas sanitarias se revisará “siempre” cada quince días y no antes, y las provincias no podrán avanzar en el futuro en la desescalada hasta que sus UCI no estén por debajo del 25% de ocupación.

La Junta espera que esa desescalada dará comienzo a partir de la próxima semana, cuando se calcula que las UCI de la comunidad no alcancen el 35% de ocupación.

La desescalada dará comienzo con la supresión de las medidas adicionales (cierre centros comerciales, gimnasios e interior de hostelería al 30%)  al nivel 4 siempre y cuando las provincias afectadas no superen el 400 de incidencia acumulada.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha incidido en que la desescalada debe de ser “prudente” de tal forma que no vuelva a producirse un nuevo colapso hospitalario.