Por la dedicación, iniciativa y esfuerzo en la defensa de las víctimas del terrorismo del comandante zamorano

El Consejo de Gobierno ha acordado otorgar la medalla a la ‘Defensa y atención a las víctimas del terrorismo de Castilla y León’ a Juan José Aliste, presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo en Castilla y León, que trabajó para resolver los problemas y satisfacer las necesidades de las víctimas, aportando para ello, además de su esfuerzo, el conocimiento y especial sensibilidad derivados de su propia experiencia personal. El Gobierno considera especialmente relevante su participación para la puesta en marcha y desarrollo del programa  “Testimonio directo de las víctimas del terrorismo en centros docentes”, una iniciativa de la Junta de Castilla y León en colaboración con el Ministerio del Interior dirigida a concienciar a los alumnos de las consecuencias trágicas del terrorismo y de la violencia en la vida de las personas, fomentando su rechazo y ayudando a la construcción de la verdadera memoria del terrorismo en España.

Esta distinción se apoya en el Estatuto de Autonomía de Castilla y León que establece en su artículo 16 los principios rectores de las políticas públicas, así como el deber de los poderes públicos de orientar sus actuaciones hacia la promoción de la cultura de la paz, de la tolerancia y del respeto, rechazando cualquier actitud que promueva la violencia y el odio, o que atente contra la dignidad de las personas.

Por otro lado, la Ley 4/2017, de 26 de septiembre, de Reconocimiento y Atención a las Víctimas del Terrorismo en Castilla y León se fundamenta en el compromiso de la Comunidad de Castilla y León con la convivencia en paz, el respeto a los derechos fundamentales y la protección de las víctimas del terrorismo, velando por su bienestar  mediante la reparación y asistencia en aquellas necesidades que se hayan agravado por su condición de víctimas, pero también a través actuaciones dirigidas a su recuerdo y homenaje. La Ley constituye, además, un compromiso público de toda la Comunidad con las víctimas del terrorismo en Castilla y León para que permanezcan siempre visibles en la sociedad y para que se mantenga su relato de lo sucedido en la memoria.

El Titulo III de la Ley está dirigido al “Reconocimiento y Memoria” de las víctimas y establece, en el artículo 20, las distinciones y honores como recuerdo y reconocimiento tanto a  las víctimas del terrorismo, como a las personas que se hayan distinguido por su lucha contra el terrorismo o por la defensa de sus víctimas. La Ley instaura, como distinción honorífica, la Medalla a la defensa y atención a las víctimas del terrorismo de la Comunidad de Castilla y León, que se otorgará a las personas, instituciones o entidades que se hayan distinguido por sus actuaciones en la lucha contra el terrorismo y la defensa y atención a las víctimas del terrorismo. La Junta de Castilla y León, con la aprobación de este Acuerdo, reafirma su compromiso con las víctimas de la violencia terrorista, siendo esta concesión una manifestación del reconocimiento público a todas ellas y una manifestación expresa de apoyo, todo ello en el deseo de no olvidar su dolor, acompañarles permanentemente y de hacerles llegar el sentir común en recuerdo de su sacrificio en favor de toda la sociedad de Castilla y León.