El consejero de Medio Ambiente asegura que este mismo mes se mantendrán reuniones con los sindicatos agrarios para actualizar las compensaciones

El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez Quiñones, asegura que la Junta pagará «en equis semanas» los daños provocados por el lobo en las ganaderías.

Para ello, precisa, este mismo mes se mantendrá una reunión con las organizaciones agrarias recoger su aprobación a la actualización de las compensaciones. Después, señala, sólo será necesario cumplir con el trámite de publicar el Boletín Oficial de Castilla y León la orden para empezar a pagar los daños a los agricultores y, además, precisa, «con efecto retroactivo desde septiembre de 2021», cuando el Gobierno de España incluyó al lobo en el listado de especies protegidas. «La Junta de Castilla y León estará pagando allí donde el Gobierno debería estar haciéndolo», dice.

Suárez-Quiñones criticó al Gobierno por no haber transferido a Castilla y León los 8,5 millones de euros para hacer frente a esos daños y no lo hace, apunta, «porque Castilla y León es protestona por el cambio de régimen del lobo y estamos en contra del ataque del Gobierno al medio rural».