La Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio ha destinado más 103.000 euros en la recuperación de esta casa y más de 2 millones de euros en otras actuaciones del programa Rehabitare en la provincia de Zamora desde su puesta en marcha en 2016.

La delegada territorial, Leticia García, se ha desplazado esta mañana hasta la localidad sanabresa de Lobeznos, perteneciente al municipio de Pedralba de la Pradería, para conocer la recién restaurada antigua casa del médico dentro del programa ‘Rehabitare’ de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio con una inversión de 103.454 euros que se destinará a alquiler social.

La actuación de la obra se ha centrado en la recuperación la vivienda que se encuentra en parte de un edificio de propiedad municipal datado en 1964, cuyo uso inicial fue escuela y posteriormente se utilizó como consultorio médico y vivienda del facultativo. La distribución consta de salón-comedor-cocina, baño y 2 habitaciones con una superficie útil de 58,42 m2.

“El programa Rehabitare en la provincia de Zamora ha supuesto una inversión de más de 2 millones de euros desde su creación que tiene por objetivo incrementar el parque público de viviendas para alquiler social y fijar población en el medio rural, a través de la recuperación de inmuebles en desuso que sean de titularidad municipal como es este caso de Lobeznos que era la antigua casa del médico que se encuentra al lado del consultorio médico”, ha manifestado la delegada territorial.

Además, Leticia García ha señalado que “el programa Rehabitare contribuye a la reactivación economía de la zona donde se actúa, creando empleo, ya que son empresas locales las encargadas de ejecutar las rehabilitaciones de estos edificios municipales y con su posterior uso para alquiler social a personas que trabajen en el pueblo”.

Leticia García ha destacado que “la Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, ha recuperado con el programa Rehabitare en la provincia de Zamora desde 2016 hasta 2023, un total de 44 viviendas en 40 localidades, con una inversión que supera los 2 millones de euros.

La Junta de Castilla y León impulsó este programa Rehabitare en 2016 con el objetivo de recuperar aquellas viviendas de titularidad municipal que se encontraban abandonadas y cuya rehabilitación y recuperación sería interesante para el medio rural.

Las viviendas se ubican por lo general en los cascos urbanos, lo que permite contar con todo tipo de servicios, optimizando así las infraestructuras existentes y evitando el deterioro de un patrimonio municipal. Posteriormente son los ayuntamientos quienes determinan el precio del alquiler, que no podrá exceder la tercera parte de los ingresos de la unidad arrendataria, así como las personas que ocuparán las viviendas en función de las necesidades de cada municipio, teniendo preferencia los colectivos de especial protección que figuran en la Ley del derecho a la vivienda de Castilla y León.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí