El cobro de la PAC, exención de las cuotas a los cotos de caza afectados, la reparación de los caminos y un Plan de reforestación medioambiental de la Sierra de la Culebra

La delegada territorial de la Junta en Zamora, Clara San Damián, se ha reunido esta mañana en la Delegación Territorial con los representantes de las Organizaciones Agrarias (OPAS), COAG, UPA, ASAJA y UCCL para abordar la situación de los ganaderos y agricultores afectados por el incendio de la Sierra de la Culebra y crear un itinerario de actuaciones coordinado que se incluya dentro  del Plan de recuperación de las zonas afectadas por el fuego originado la pasada semana en la sierra zamorana. Han estado presentes en la reunión el Vicepresidente Tercero y diputado provincial de Medio Ambiente y Obras Provinciales, Javier Faúndez y el diputado de Agricultura y Ganadería, Ángel Sánchez.

La representante de la Junta ha pedido a los sindicatos agrarios su estrecha colaboración para ayudar a los ganaderos y agricultores afectados por el incendio ya que ellos son los verdaderos conocedores del terreno y son parte importante para encaminar los planes de recuperación sobre el terreno.

Clara San Damián ha declarado que “la Junta de Castilla y León estudia ya medidas para los afectados por el incendio como el cobro de la Política Agrícola Común (PAC), el pastoreo en las zonas quemadas cuando sea posible, eximir a los cotos el pago de las cuotas, ampliación del cupo de animales en los cotos de caza colindantes, reparación de caminos afectados por el fuego y un Plan de restauración medioambiental de la Sierra de la Culebra”.

Por su parte los representantes de las OPAS han transmitido su preocupación sobre los asuntos anteriormente citados y, además, han señalado su inquietud por el tema de la miel, los castaños y aprovechamientos micológicos, que está en la misma línea que la representante de la Administración regional y provincial, que han reconocido la necesidad de estudiar las medidas a adoptar para su recuperación.

Por otro lado, la delegada ha recordado que “debido a la mediación con Cobadu para realizar las primeras actuaciones de emergencia un total de 31 ganaderos afectados por el incendio tienen cubierto el suministro de forrajes y bebederos para su ganado, y estamos estudiando el suministro de alimentos y agua a largo plazo”. Además, ha indicado que “sobre el terreno se encuentran ya técnicos de la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León S.A (SOMACYL) para ejecutar las obras de captación, conducción, depósitos y potabilizadoras para garantizar la calidad y la cantidad de agua en las 18 localidades afectadas por el fuego”. En este sentido, los técnicos del servicio territorial de Sanidad están efectuado el control y seguimiento de la potabilidad del agua en las zonas afectadas por las cenizas del incendio.

Finalmente, la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio está estudiando la petición de la Diputación de Zamora para ampliar el convenio de la sequía para suministrar el agua en cisternas o embotellada a las localidades afectadas.